El camino del emprendedor es sinuoso e implica mucho esfuerzo, perseverancia y paciencia, por lo que no es fácil asumir el riesgo de iniciar un negocio propio El camino del emprendedor es sinuoso e implica mucho esfuerzo, perseverancia y paciencia, por lo que no es fácil asumir el riesgo de iniciar un negocio propio

¿Planeas renunciar a tu empleo para emprender?, primero hazte estas 10 preguntas

El sueño de convertirse en su propio jefe abre camino a muchos emprendedores, pero dejar un trabajo estable por la idea de iniciar un negocio, es una decisión que debe tomarse con mucha cautela

MÉXICO.- El camino del emprendedor es sinuoso e implica mucho esfuerzo, perseverancia y paciencia, por lo que no es fácil asumir el riesgo de iniciar un negocio propio.

El sueño de convertirse en su propio jefe abre camino a muchos emprendedores, pero dejar un trabajo estable por la idea de iniciar un negocio, es una decisión que debe tomarse con mucha cautela.

La revista Entrepreneur, comparte 10 preguntas que debes hacerte antes de renunciar a tu empleo por comenzar con un negocio propio.

1.- ¿Esto te hará más feliz?

Antes de que dejes tu trabajo, asegúrate de que es realmente lo que deseas y no lo que piensas que quieres sólo para escapar de ciertas cosas que no te agradan de tu trabajo actual. Si descubres que realmente ser tu propio jefe te hará más feliz, entonces debes hacerlo, pero si hay una mínima duda, entonces evítalo.

2.- ¿Es el momento adecuado?

Si en este momento tienes situaciones financieras que te limiten, como deudas, o la responsabilidad de un embarazo, tal vez no sea el momento ideal para abandonar tu trabajo y buscar ti sueño. De acuerdo con la revista Entrepreneur, es importante atreverse a tomar riesgos, pero no puedes ignorar las hipotecas, deudas y responsabilidades.

3.- ¿Cómo cubrirás tus gastos?

Debes estar consciente de que al iniciar un negocio no tendrás los recursos económicos suficientes, por lo que debes tener financiación o ahorros para cubrirte a ti y al negocio durante cierto periodo de tiempo.

4.- ¿Tienes el apoyo de familia y amigos?

Antes de renunciar a una posición segura, pregunta a quienes mejor te conocen qué tan apto piensan que eres para apostar por la oportunidad.

Los talentos y debilidades que más cuesta reconocer son los propios, por lo que es importante que hables con tus familiares y amigos, quienes te ayudarán a darte cuenta si buscas lo que realmente deseas, o sólo quieres escapar de tu situación acutal.

5.- ¿Estás dispuesto a cambiar tu estilo de vida?

Muchas personas tienen definida una rutina, pero un emprendimiento no es nada rutinario y estructurado, lo que podría significar trabajar en las noches y solo.

6.- ¿Tienes la disciplina necesaria para ser tu propio jefe?

Ser tu propio jefe pudiera parecer que simplificará la vida, pero según la revista Entrepreneur, no todos están hechos para ser dueños de un negocio, pues se requiere de mucha dedicación y disciplina para cumplir con los objetivos.

7.- ¿Puedes probar las aguas sin renunciar a tu trabajo?

Lo ideal es que hagas lo que se conoce como “pruebas beta”, antes de renunciar a la estabilidad de tu empleo, pues podrías descubrir que la nueva carrera no te gusta tanto como pensabas.

8.- ¿Hay habilidades que necesitas pulir?

Asegúrate de tener las habilidades y cualidades necesarias para que el negocio funcione. Debes estar actualizado en la tecnología más nueva de tu campo y puedes usar los medios digitales a tu favor. 

9.- ¿Estás seguro de que tu idea de negocio es rentable?

Puede parecer obvio, pero antes de abandonar tu actual empleo y la estabilidad que implica, asegúrate de que tu proyecto satisface una necesidad o deseo de mercado.

10.- ¿Tienes un plan de negocios?

No importa que no sea tan amplio, pero sí debes tener un plan que incluya estrategia de marketing y ventas. No puedes sólo suponer cosas en un mercado tan competido, como el actual.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS