Desde mejorar el flujo sanguíneo con pequeñas caminatas, hasta la hidratación, son claves para mejorar la concentración y evitar la fatiga laboral. Desde mejorar el flujo sanguíneo con pequeñas caminatas, hasta la hidratación, son claves para mejorar la concentración y evitar la fatiga laboral.

¿Cómo mantenerte enfocado en el trabajo?

En el trabajo los días pueden parecer una montaña rusa que va desde subidas y bajadas de responsabilidades y, en ocasiones, lograr un objetivo puede costar mucho trabajo, sobre todo para mantener la concentración.


MÉXICO.- En el trabajo, los días pueden parecer una montaña rusa, que va desde subidas y bajadas de responsabilidades del día a día; sin embargo, en ocasiones, lograr un objetivo puede costar mucho trabajo, pues incluso si arrancas un proyecto que te apasione, existen distracciones: redes sociales, dudas, otras tareas que pueden hacer que tu proyecto se vea retrasado por la imposibilidad de mantenerte enfocado.

El café es un comodín común entre todas las personas; ya sea para mantenerse despierto, o para tener breves brotes de energía que produce, sin embargo, esto es una solución a corto plazo. 

De acuerdo con la revista Entrepreneur, existen ocho caminos para que te encuentres despierto, enfocado y sin la necesidad de la cafeína.

Cómo mantenerte enfocado.

1.-  Deja el multitasking.

En lugar de intentar hacer muchas cosas a la vez, retrocede y aborda un pendiente por turno. Esto hará que tu cerebro se concentre y no se agobie desde tempranas horas; además, puedes ser mucho más productivo que si divides tu atención en distintos sectores.

2.- Ejercicios de oficina para el flujo sanguíneo.

Si alguna vez has tomado alguna caminata para aclarar tu mente, entonces habrás experimentado el beneficio que hay en levantarte y moverte, ya que esto puede enfocarte. Pero no necesitas salir de tu oficina para esto. Puedes hacer algunas sentadillas en el escritorio, mover tu silla hacia atrás y sentarte. Todo para mejorar el flujo de sangre.

Otra cosa, puedes salir de la oficina, apagar tu computadora y teléfono y salir a caminar. El aire fresco y el movimiento despejarán tu cabeza.

3.- Dedica tu tiempo.

Una buena manera de avanzar en tus metas consiste en dedicar un periodo de tiempo en tu día, quizá de 30 minutos o una hora, para un proyecto determinado. Así serás mucho más productivo y verás cómo al final del día habrás hecho más tareas que si las hubieras intentado abarcar todas con el multitasking.

4.-  Ejercicios de respiración, para la oxigenación.

Posiblemente no pienses en esto a menudo, pero la ingesta de oxígeno puede impactar en tu concertación. Los ejercicios de concentración pueden incrementar tu ingesta de oxígeno, que relaja y te permitirá trabajar de manera más eficiente.

Una forma de hacerlo: mientras estás sentado en una silla, coloca tus hombros firmemente sobre el respaldo de tu asiento y siéntate derecho. Exhala tanto aire como puedas y después inhala lentamente de tu diafragma, toma la mayor cantidad de aire como te sea posible; aguanta la respiración por unos segundos y exhala.

5.- Escritura que usa tus energías creativas en una forma libre y nueva.

Tómate 15 minutos para anotar algunos pensamientos para despejar tu mente. Agarra una pluma y papel puede hacer que tu mente entre en otro marco y te ayude a recuperar la concentración. 

Escribe lo que viene a tu mente para obtener en un rollo inicial, y luego cualquier pensamiento que venga a ti.

6.- Cambia la música en tus audífonos.

El ruido en tus audífonos de fondo puede ayudar a bloquear una oficina ruidosa o una construcción fuera de la ventana; pero, esto puede ser un arma de doble filo, pues debes tener cuidado de que lo que estás escuchando no te distraiga más. La música con letras puede distraer tu atención de la tarea que tienes por delante, así que considera el ruido blanco, música clásica, o electrónica. 

7.- Optimiza la comunicación.

No llenes tu buzón de entrada de correos inútiles. Pregúntate cómo sería más efectiva una conversación: por correo, por persona o en teléfono. Reduce lo redundante.

8.-Hidratación.

Estar poco deshidratado puede reducir tus funciones cognitivas. Las investigaciones muestran que inclusive la deshidratación leve puede afectar significativamente la memoria y la atención a corto plazo. Para combatir esto, asegúrate de que estás consumiendo suficiente agua cada día.

Algunos consejos pueden tener mejores resultados que otros, por lo que la recomendación central consiste en hacer una combinación de algunas durante varias semanas para ver cómo responde tu cuerpo y mente. Ya que, con los ajustes correctos en tus hábitos, verás un incremento de tu energía, concentración y serás capaz de realizar tus metas y alcanzar tus objetivos.
 

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS