Así puedes convertir los gastos hormiga en metas cumplidas Así puedes convertir los gastos hormiga en metas cumplidas

Así puedes convertir los gastos hormiga en metas cumplidas

Para minimizar estos gastos, se recomienda hacer un presupuesto, pagar a tiempo las tarjetas de crédito, llevar comida o bebidas desde casa en lugar de comprar impulsivamente, cancelar suscripciones innecesarias, entre otras.

MÉXICO.- En la búsqueda de una buena administración de nuestras finanzas, resulta fundamental comprender en qué se nos va el dinero. Para lograrlo, es necesario reconocer los diferentes tipos de gastos que enfrentamos en nuestra vida cotidiana.

Comencemos por los gastos fijos, aquellos que debemos cubrir mes tras mes sin falta. Esta categoría incluye la renta o hipoteca, servicios como luz, agua, teléfono y gas, pagos de seguros, despensa, colegiaturas, entre otros. 

Por otro lado, están los gastos superfluos, que se refieren a aquellos innecesarios, impulsivos y descontrolados que nos damos el lujo de tener. Un ejemplo claro es cuando compramos un celular y, seis meses después, se lanza un nuevo modelo con características mejoradas y nos dejamos llevar por el deseo de adquirirlo.

¿Alguna vez has oído hablar de los gastos fantasmas? Se trata de aquellos gastos asociados a compromisos o adquisiciones que en su momento parecían ser importantes, pero que terminan siendo olvidados o subutilizados. Desde una membresía en un gimnasio que apenas se utiliza hasta un tiempo compartido en un hotel de lujo que no logramos aprovechar debido a circunstancias externas como la pandemia.

Finalmente, tenemos los gastos hormiga, esos pequeños gastos que pasan desapercibidos pero que pueden ocasionar grandes fugas de dinero. Son los gastos que realizamos sin darnos cuenta y que, en conjunto, representan una cantidad significativa. 

Para minimizar estos gastos, se recomienda hacer un presupuesto, pagar a tiempo las tarjetas de crédito, llevar comida o bebidas desde casa en lugar de comprar impulsivamente, cancelar suscripciones innecesarias y reducir el uso de aplicaciones y servicios de transporte privado.

Una estrategia interesante para convertir un gasto hormiga en ahorro hormiga es ahorrar pequeñas cantidades de dinero de manera constante y disciplinada. Así como las hormigas llevan su alimento al hormiguero, tú puedes llevar dinero a tu monedero. 

Según los expertos, en México se estima que los gastos hormiga oscilan entre 3,500 y 7,000 pesos mensuales, una cantidad considerable que podría ser ahorrada o incluso invertida.

Un ejemplo práctico sería destinar una parte de esos gastos hormiga, digamos 1,500 pesos mensuales, al ahorro, mientras que los otros 1,500 pesos se pueden destinar a gastos personales. Esta práctica requiere disciplina y constancia, pero puede generar resultados significativos a largo plazo. 

Por ejemplo, ahorrando 50 pesos diarios, al final del mes se habrían ahorrado 1,500 pesos. Al mantener esta rutina durante un año, el ahorro acumulado alcanzaría los 18,000 pesos.

Existen varias recomendaciones para fomentar el ahorro hormiga, como guardar el cambio sobrante o monedas en una alcancía y depositarlas en una cuenta de inversión, participar en retos financieros semanales y compartir los avances y metas en redes sociales para obtener apoyo y motivación. 

También se pueden utilizar técnicas como el uso de un garrafón de agua para depositar ciertas denominaciones de dinero o la técnica de los sobres numerados, donde cada día se deposita la cantidad indicada en el sobre correspondiente.

En resumen, tomar el control de nuestras finanzas implica identificar y reducir los diferentes tipos de gastos. Minimizar los gastos fijos, evitar los gastos superfluos y fantasmas, así como combatir los gastos hormiga a través del ahorro constante, nos permitirá tener una mejor administración de nuestros recursos y alcanzar nuestras metas financieras a largo plazo.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS