Invertir es una de las mejores decisiones financieras que puedes llevar a cabo, ya que no solo te brindará de seguridad ante la inflación y la depreciación de la moneda; sino que, además, se puede añadir como una nueva fuente de ingresos. Invertir es una de las mejores decisiones financieras que puedes llevar a cabo, ya que no solo te brindará de seguridad ante la inflación y la depreciación de la moneda; sino que, además, se puede añadir como una nueva fuente de ingresos.

7 claves para saber en qué debes invertir

Ahorrar dinero no basta para gozar de libertad financiera, también es necesario empezar a invertir debido a los estragos que puede cuasar la inflación al poder adquisitivo de tu dinero. Para ello existen consejos que te pueden orientar para saber en qué invertir. 

MÉXICO.- Es bien sabido que, no basta con acumular dinero y ahorrarlo para gozar de libertad financiera, también es menester implementar una segunda cuestión: la inversión, esto debido a los estragos que puede causar la inflación en tu cartera, ya que hace que tu dinero pierda poder adquisitivo; sin embargo, una de las dudas más recurrentes consiste en conocer en qué se debe invertir.

De acuerdo con el portal My Own Boss (Mi Propio Jefe), señala que para conocer en qué invertir, es necesario tomar en cuenta ciertas pautas que te ayudarán a tomar la mejor decisión.

¿En qué invertir?

Para esta preguntan o existe una respuesta que se pueda aplicar a todos los casos, debido a que todos los inversores tienen distintos perfiles y objetivos; es decir: existen cientos de tipos de inversiones y elegir el adecuado para nosotros es un proceso que resulta complejo y depende distintos factores, desde personales, sociales hasta económicos.

Para saber en qué invertir y antes de adentrarte en las distintas herramientas, necesitas tener en cuenta los principales factores.

Claves para saber en qué invertir. 

1-    Libertad de deuda.

Lo primero que debes hacer con tu dinero, antes de pensar en invertir, es pagar tus deudas. Esto debido a que invertir no se trata de un proceso mágico que te volverá millonario de un día para otro, de hecho: toma años e inclusive décadas obtener un ingreso considerable a través de este método.

2.- Tolerancia a la pérdida.

Es común que la gente inicie en el mundo de las inversiones pensando en cuánto pueden ganar; pero, la pregunta correcta sería: ¿cuánto estás dispuesto a perder?, esto debido a que cada inversionista tiene distinta aversión al riesgo y es necesario pensar en cómo se sentirá uno al perder 10%, 50% o inclusive el 70%. Por ello, una de las claves consiste en invertir el dinero que estás dispuesto a perder.

La paciencia y la resiliencia son cualidades vitales en el mundo de las inversiones, por lo que saber cuál es tu rango de tolerancia ante la potencial pérdida es el primer paso para saber qué tipo de inversión es correcto para ti.

3.- Conocer el propósito de la inversión.

Antes de invertir es necesario tener presente la razón por la que empezaste a invertir, ya sea solo para ganarle a la inflación, buscar dinero extra, o para el retiro; cada uno de estos sectores tiene una fecha límite y trata con cantidades de dinero distintas.

No es lo mismo querer estar unos cuantos pesos por delante de la inflación, que buscar cómo retirarte. Es necesario tener claros los objetivos con los que comenzamos, ya que nos ayudará a medir la cantidad de riesgo que estamos dispuestos a aceptar y el tiempo en el que esperamos un retorno.

4.- Un plan B

Al conocer nuestra tolerancia a la pérdida, y definimos nuestro objetivo, es momento de utilizar esta información para desarrollar un plan que registre el tiempo que queremos conservar una inversión y el umbral de pérdida y ganancia que nos llevaría a retirarnos de ella.

Esto sirve para respaldar nuestras decisiones y tomar una guía que nos indicará qué hacer ante estas situaciones. 

5.- Diversificación de ingresos.

La diversificación es clave en nuestras finanzas personales, debido a que estas pueden resultar frágiles cunado confiamos en que todo nuestro dinero venga de una sola fuente.  

Por ejemplo: si hace unos años hubieras puesto todo tu dinero en el sector de los disquetes, con la llegada y la evolución tecnológica, hubieras perdido todo tu capital; pero, si hubiera apostado también por el sector de las redes sociales, y la tecnología, sin duda tus finanzas se mantendrían estables. 

Por esta razón, al momento de empezar a invertir, deberás ‘escanear’ todo el terreno para elegir distintas opciones que se adecuen a tus intereses, presupuesto y tolerancia al riesgo.

6.-  Costos extras.

 Para todas las inversiones se necesita de un intermediario; y, al tratarse de un trabajo como cualquier otro, estas personas se hacen merecedoras a un pago. En ocasiones, se trata de distintos corredores de bolsa o uno solo, que cobran por la operación.  

Sin embargo, es necesario tomar en consideración estos costos extra, pues estas cantidades cambiarán según el tipo de inversión y el dinero que se maneja, por lo que siempre debes permanecer atento a estos números para que no te agarren desprevenido.

7.- Nivel de actividad.

Las inversiones toman tantas formas que seguro puedes encontrar una que ocupe tanto o tan poco del tiempo; pero, entre más tiempo dediques, más conocimiento deberás de tener, ya que te enfrentas de manera activa a decisiones que conllevan riesgos mayores.  Si no estás seguro sobre cómo se maneja un tipo de inversión, o no conoces las situaciones, es mejor que primero dediques una buena parte de tu tiempo a aprender o que comiences con un tipo de inversión que requiera menos atención.

Invertir es una de las mejores decisiones financieras que puedes llevar a cabo, ya que no solo te brindará de seguridad ante la inflación y la depreciación de la moneda; sino que, además, se puede añadir una cantidad a nuestros ingresos y en algunos casos convertirse en un medio de sustento.

También te puede interesar:  Método Kaizen: descubre qué es el principio de la mejora continua

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS