Existen muchos tipos de jefes, pero los mejores, son los que valoran las ideas de sus colaboradores, que saben escuchar y que son flexibles Existen muchos tipos de jefes, pero los mejores, son los que valoran las ideas de sus colaboradores, que saben escuchar y que son flexibles

3 tips para ser el mejor jefe

A lo largo de la vida profesional, difícilmente te encontrarás con el jefe ideal, pero sin duda el recorrido será de gran aprendizaje, especialmente si algún día deseas convertirte en uno

MÉXICO.- Existen muchos tipos de jefes, pero los mejores, son los que valoran las ideas de sus colaboradores, que saben escuchar y que son flexibles.

A lo largo de la vida profesional, difícilmente te encontrarás con el jefe ideal, pero sin duda el recorrido será de gran aprendizaje, especialmente si algún día deseas convertirte en uno.

Para que no seas un jefe indeseable, la revista Entrepreneur comparte tres consejos que te ayudarán a llevar de la mejor manera tu responsabilidad.

1.- Contrata a personal más inteligente que tú

Olvídate de tu ego cuando se trate de contratar personal. Si el candidato es más inteligente que tú, es algo bueno, pues quieres que las personas más inteligentes posibles lideren la empresa. 

No te dejes intimidar por ellos, ni te preocupes por lo que tu personal pensará de ti en comparación, ya que un buen empleado se dará cuenta que tú fuiste quien encontró un talento tan grande y te dará el crédito por ello.

Piensa que necesitas contratar el mejor talento que puedas pagar, siempre.

2.- Empodera a tu gente

Si microgestionas cada una de las decisiones dentro de la empresa, no estás enfocado donde deberías. Un buen jefe contratará a un equipo senior sólido en el que confíe para ejecutar decisiones diarias de la empresa, después de indicarles la dirección correcta.

Esto te ayudará a liberar tiempo para concentrarte mejor en áreas más estratégicas de la compañía, lo que puede impulsar el negocio a nuevas alturas. En el proceso, tu personal te amará, capacitándolos y confiando en ellos para hacer su trabajo, con supervisión limitada. 

Como jefe debes saber delegar, para dedicar tu tiempo a otros aspectos imporantes/ Pexels

Sin embargo, considera invertir en tu talento para darle a la empresa mayores posibilidades de éxito.

3.- Escucha más y habla menos

Todos alguna vez han experimentado estar en una sala de juntas con alguien que ama escucharse hablar y lo hace el 90% del tiempo disponible en la junta. Como oyente es agotador y todos se desconectarán, lo que frustrará el propósito de la reunión.

Cambia esto y habla sólo el 10%, pero no tomes todas las decisiones en la sala, haz las preguntas de donde que harán que fluya la creatividad de todos, para que las mejores decisiones se puedan tomar de forma colectiva.

Sin duda esto será mucho más refrescante tanto para el personal, como para la empresa.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS