Comprar un auto nuevo es cada vez más difícil y la crisis de suministros y de transporte marítimo a nivel global, contribuyen para que los precios sigan en aumento Comprar un auto nuevo es cada vez más difícil y la crisis de suministros y de transporte marítimo a nivel global, contribuyen para que los precios sigan en aumento

¿Sueñas con un auto nuevo? Prepárate, los precios seguirán en aumento

El alza en el precio de los automóviles nuevos es de 8.56% y es posible que en los próximos seis meses sigan en aumento, incluso los usados, según el vicepresidente y co-director de inversiones en Franklin Templeton, Ramsé Gutiérrez

Por:  Redacción HoyDinero

MÉXICO.- Comprar un auto nuevo es cada vez más difícil y la crisis de suministros y de transporte marítimo a nivel global, contribuyen para que los precios sigan en aumento.

La inflación anual en México tuvo un avance de 6.24%, pero el alza en el precio de los automóviles nuevos es de 8.56% y es posible que en los próximos seis meses sigan en aumento, incluso los usados, según el vicepresidente y co-director de inversiones en Franklin Templeton, Ramsé Gutiérrez.

En México se producen actualmente alrededor de 20% menos de automóviles, mientras que las agencias no tienen inventario disponible, y se estima que sólo hay inventario para tres semanas, cuando antes era para varios meses, de acuerdo con el especialista.

Entre noviembre y diciembre es cuando las personas pueden invertir en un enganche para un automóvil, pero este año, aunque tengan la capacidad financiera, las automotrices no tienen los inventarios, señaló.

Ramsé Gutiérrez indicó que en los últimos 19 meses, los precios de los vehículos han aumentado mucho más rápido que la inflación general anual y aunque ya ocurrido en otros años, a finales de noviembre podría convertirse éste en el periodo de mayor duración.

Más escasez, mayor precio

Una de las medidas de las automotrices, explicó el experto, es que ante la escasez de suministros, los semiconductores se colocan en los vehículos que generan mejores rendimientos.

Así que ante la necesidad de un vehículo, el consumidor acepta la oferta disponible o decide buscar opciones de seminuevos.

Debido a la demanda de autos, señaló, un mismo vehículo se vende un 20% más caro y un punto importante es que cuando se trata de un automóvil nuevo, al salir de la agencia pierde un 30% su valor.

Con información de Excélsior.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS