El pensamiento negativo nos lleva a ser muy críticos con nosotros mismos, los descalificamos, atacamos y pensamos que los que triunfan es por suerte o conocer a la gente correcta. El pensamiento negativo nos lleva a ser muy críticos con nosotros mismos, los descalificamos, atacamos y pensamos que los que triunfan es por suerte o conocer a la gente correcta.

Pensamiento negativo: ¿cómo afecta a los emprendedores y cómo librarte de ello?

Los pensamientos tienen una gran influencia en nuestro actuar cotidiano, por lo tanto, un pensamiento negativo puede convertirse en la excusa perfecta para abandonar un proyecto y justificar el fracaso.

MÉXICO.- Los pensamientos tienen una gran influencia en las emociones y el comportamiento humano, por lo que el resultado de nuestras acciones tiene su raíz en nuestros pensamientos. Esto, trasladado al ámbito empresarial, manifiesta un bloqueo y afecta el estado de ánimo, que se puede convertir en la excusa para abandonar un proyecto y justificar el fracaso. 

Según Mi Propio Jefe, el problema radica en que cuando intentamos librarnos de un pensamiento oscuro y recurrente, nos podemos quedar atrapados en él; es entonces lo que le sucede a tantas personas, y provoca que terminemos rindiéndonos antes de empezar un proyecto

En la revista Entrepreneur se puntualiza que ahora, más que nunca, el pensamiento negativo es algo grave y le sucede a toda la sociedad, pues estamos invadidos por un mal que, sin querer, fomentamos y maximizamos en las redes sociales: la negatividad. 

La negatividad, el emprendedor y el mundo.

La negatividad se puede trasladar al punto de impedirnos iniciar un nuevo proyecto por distintas cuestiones, ya sean políticas, ideológicas o bien: porque el banco no es de tu agrado. En ocasiones, muchas de estas personas esperan que el mundo se ponga en balance y se vuelva en condiciones idóneas para emprender; pero esto no sucederá. 

Bill Gates, fundador de Microsoft, puntualizaba que al “mundo no le importa tu autoestima. El mundo esperará que logres algo, independientemente de que te sientas bien o no contigo mismo”.

Actualmente, vivimos en la era donde todo lo que nos rodea busca facilitar el trabajo; pero, nos ha hecho creer que el mundo y la sociedad debe acoplarse y que la humanidad debe buscar la forma en la que, como individuo, nos sintamos mejor. 

No obstante, cuando el pensamiento negativo nos invade, empiezan todas las comparaciones con figuras que lograron grandes cosas a edades tempranas, por ejemplo: Steve Jobs, Michael Jordan, Zuckerberg, entre otras tantas personas que a temprana edad se volvieron millonarios, y posterior a esto viene el desanimo. 

No te compares con nadie en este mundo, si lo haces te estás insultando a ti mismo”, decía Bill Gates en alguna ocasión.

Es menester puntualizar que ser emprendedor no significa que serás millonario; pero sí que mejorarás tu futuro y el de las personas que te rodean. Así, el pensamiento negativo nos lleva a ser muy críticos con nosotros mismos, los descalificamos, atacamos y pensamos que si llegan a triunfar es porque tuvieron suerte o conocieron a alguien.

El problema de mantenerse en ese ciclo de pensamiento es que impide el avance individual. Sin embargo, de acuerdo con Mi Propio Jefe, existen ciertas estrategias que te permitirán alejarte de esos hábitos nocivos y despejar tu cabeza.

Cómo librarte de los pensamientos negativos.

1.- Expresa lo que te sucede:

El primer paso consiste en hablar con alguien de tu confianza sobre lo que te sucede, no tiene porqué ser necesariamente una persona muy cercana. Esta persona debe ser alguien con capacidad de escucha, empatía y que tenga tu confianza. 

2.- Modifica tu lenguaje corporal.

Nada refleja más lo que te sucede que los gestos que manifiestas al exterior. Si quieres ganar optimismo y empezar a sentirte mejor, es menester que conectes con tu cuerpo y los pensamientos positivos.

3.-Medita

Puedes practicar esta técnica de forma gratuita, existen millones de vídeos y aplicaciones. Pocos minutos de silencio que te permitan conectar contigo mismo, pueden cambiarnos el día.

4.-Practica la gratitud.

Tener conciencia plena de todas las cosas buenas es menester para disfrutar de una mentalidad positiva.  Empieza por tus logros más grandes y no te detengas hasta registrar lo más pequeño: las personas más felices y positivas son las que no dan nada por hecho.

5.- Cambia tu punto de vista

Ante un hecho, puedes buscar reconocer la respuesta automática que tienen por delante e intentar cambiar dicho pensamiento por algo totalmente opuesto. 
 

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS