Más allá del fenómeno mediático que ha provocado la serie surcoreana, también tiene distintos aprendizajes, perfectamente aplicables a la forma en cómo funciona la comunicación y los negocios. Más allá del fenómeno mediático que ha provocado la serie surcoreana, también tiene distintos aprendizajes, perfectamente aplicables a la forma en cómo funciona la comunicación y los negocios.

El “Juego del Calamar”: lecciones para emprendedores

"Squid Game" ("El Juego del Calamar", ha incursionado en Netflix con total éxito, colocándose en el top a nivel mundial y generando conversación alrededor, demostrando su dominio en marketing internacional al ser capaz de enganchar a distintos tipos de audiencia. Conoce las lecciones de la serie para los emprendedores


MÉXICO.- La serie surcoreana “Squid Game” conocida también como “El Juego del Calamar” ha incursionado en Netflix con total éxito, colocándose en el top número uno a nivel mundial y generando conversación alrededor de la serie; sin embargo, además de su narrativa, otra de las características de su éixto son las lecciones que, como individuos, dejó a los empresarios. 

El juego del calamar: su importancia con el marketing internacional.

Es decir, el “Juego del Calamar” y el marketing, puntualiza Torme, son lo mismo, y esto no sólo por el hecho de que la serie surcoreana sigue siendo tendencia en las redes sociales después de semanas de su lanzamiento, sino por que muestra una cosa indispensable en la época: cómo enganchar a distintos tipos de audiencia alrededor del mundo.

Esto se muestra ya que, aún sin haber visto la serie, la premisa ya está en boca de todos, además de la estética y cuál es el conflicto de la serie. Sin embargo, de acuerdo con Entrepreneur, más allá del fenómeno mediático que ha provocado la serie surcoreana, también tiene distintos aprendizajes, perfectamente aplicables a la forma en cómo funciona la comunicación y los negocios.

Lecciones de comunicación y negocio.

1.- Conoce las motivaciones.

Aunque a simple vista los voluntarios parezca un grupo de deudores a quienes les urge el dinero, lo cierto es que los mueve una fuerza que va más allá: la falta de conexión.

Es decir, al encontrar una idea de negocio o de comunicación, el error más común entre los empresarios primerizos es que se quedan en una etapa superficial, que impide tener conexiones valiosas, ya sea entre los equipos, los clientes e inclusive las audiencias de interés.

2.- Reglas claras y sencillas.

La serie plantea retos basados en juegos infantiles, cuyas reglas son simples y claras de seguir, dos conceptos que nos parecen “fáciles”. Esta peculiaridad de mantener las cosas sencillas era el mantra de Steve Jobs.

Las conversaciones más poderosas son más complejas, ya que tocan emociones, miedos, dudas y frustraciones o carencias; pero cuando establecemos reglas con objetivos y dinámicas con el objetivo de avanzar, se pueden dar mejores pasos y hacerlo de forma constructiva. 

Es decir: si se conserva un espíritu lúdico, se puede situar en un mejor lugar par llegar a mejores resultados, altamente innovadores.

3.- Enfocarse en el problema y descubrir la solución.

El cerebro funciona con historias, de ahí la importancia del Storytelling pues, aquellos elementos que faltan, tiende a completarlos para darle sentido a la narrativa, sea esta personal, empresarial, de la familia o del día a día. La mitad de la solución de un problema es que esté bien identificado, ya que, de lo contrario, se invertirá energía, tiempo y recursos en una tarea que será insuficiente o inalcanzable.

4.- Un equipo multidisciplinario.

La clave para todo negocio exitoso es formar un equipo sólido; en las inversiones, además de los negocios, es necesario saber cómo diversificar. En el equipo del personaje principal, estaban un anciano sabio, un genio financiero, una mujer astuta, etc. 

Al crear un equipo multidisciplinario se pueden aprovechar y combinar todas las habilidades de los integrantes del equipo.

5.-Construye relaciones duraderas.

En el primer juego, los participantes se dieron cuenta de lo importante que es mirar a los costados y construir alianzas. E inclusive, si todos tenían un pasado oscuro, aprendieron a cómo confiar el uno con el otro y a valorar sus nuevas relaciones.

Esto mismo sucede con un negocio, ya que no solo es importante cuidar la confianza dentro del equipo, sino también construirla con tus clientes y consumidores: una confianza sólida vale más que cualquier campaña millonaria, puntualiza el autor Raúl Díaz.
 

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS