las habilidades financieras del día a día son difíciles de moldear en un mundo cambiante, pero aprender de economía es un área súmamente importante de aprender desde una edad temprana. las habilidades financieras del día a día son difíciles de moldear en un mundo cambiante, pero aprender de economía es un área súmamente importante de aprender desde una edad temprana.

5 claves para desarrollar la educación financiera en los hijos

Los niños de ahora conocen de tecnología y medios de comunicación, pues están mejor familiarizados que muchos adultos; asimismo, es necesario que se les eduque financieramente desde una edad muy temprana.

MÉXICO.- Los niños de ahora conocen de tecnología y medios de comunicación, e inclusive están más familiarizados con estas tecnologías que muchos adultos; pues saben cómo operar en el mundo moderno, pero, ciertamente, un área en la que flaquean es en la educación financiera.

De acuerdo con Entrepreneur, las habilidades financieras del día a día son difíciles de moldear en un mundo cambiante, aquí los temas como el tipo de cambio y los métodos están en constante pago, resultan ser conceptos complejos.

Sin embargo, los padres pueden preparar a sus hijos para un futuro financiero con distintas claves.

Si al infante le gusta la historia, o le intriga, ya sea por alguna obra de teatro o programa que haya visto, trata de cercarte y conectarte con esa parte, comparte libros, documentales y recursos en línea más profundos.

Enfócate en datos curiosos y fomenta su apreciación histórica del dinero, de donde proviene y cómo contribuye a adquirir otras habilidades.

No te limites a compartir imágenes de dinero con tus hijos y explícales las distintas denominaciones: muéstrales el dinero.

Muestra cada símbolo y marca tiene un significado especial, así que ayúdalos a decodificar cada uno.

Debes hablarles sobre las transacciones y compas básicos cotidianos. Así, puedes ayudar a que el dinero sea un elemento tangible en lugar de un concepto.  Que te vean escribir un cheque; háblales también sobre cómo usar el cajero, enseña sobre el uso de la tarjeta de crédito, etc.

Cada momento en que gastas dinero, elabora un presupuesto para hacer planes e involucra al infante en ello.

El dinero está perdido si no encuentra la forma de depositar dicho cheque en un plan de ahorro.  Es muy probable que los niños desarrollen y mantengan un buen hábito si lo practican durante dos o tres meses. Hazlo divertido, otorga puntos o algún otro incentivo.

El dinero se percibe diferente cuando lo ganas. Anima a tu hijo  o hija a seguir su espíritu emprendedor para que valore que lo ingresa en su cuenta de ahorros. No importa cuál es su interés, ayúdale a empezar trazando un plan muy simple para su idea.

Cuando llegue el dinero, empodera a tu hijo a que tome decisiones inteligentes de ahorro y gasto.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS