¿Qué hacer en caso de comprar una vivienda y encontrar fallas?

Es importante que cuando llegue el momento de inspeccionar la estructura, instalaciones y acabados, revises los desperfectos que cubre la garantía

MÉXICO.- Una vez que cumples tu sueño de estrenar casa y te mudas, puedes encontrarte con que tu hogar recién adquirido tiene algunos desperfectos, pero no te preocupes, suele haber garantías.

Por ello es importante que cuando llegue el momento de inspeccionar la estructura, instalaciones y acabados, revises los desperfectos que cubre la garantía.

Según el portal inmobiliario Propiedades.com, la Ley Federal de Protección al Consumidor, contempla que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), siempre respalda la compra de una propiedad de uso habitacional.

Aunque también precisaron que es recomendable que antes de cerrar el trato, revises el contrato de compraventa y te asegures que tenga las siguientes características:

También, quien te venda la casa debe informarte sobre los puntos que a continuación te mencionamos

  1. Extensión del terreno
  2. Dimensiones de la construcción
  3. Tipo de estructura
  4. Instalaciones y acabados
  5. Áreas de uso común
  6. Servicios
  7. Estado físico del inmueble

¿Cuánto tiempo tienes para hacer válidas las garantías?

Según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en caso de daños estructurales, la garantía abarca un periodo de cinco años, y en caso de impermeabilización, es por tres.

Cuando las reparaciones corresponden a otros puntos tratados dentro del contrato, el tiempo para solicitarlas es de un año.

El analista de bienes raíces de Propiedades.com, Leonardo González, las garantías al comprar una vivienda, ofrecen un marco legal para lograr el funcionamiento adecuado de un inmueble.

Sin embargo, si las fallas persisten, hay más opciones, pues en caso de que se trate de una reparación menor, el proveedor deberá realizar todos los ajustes necesarios y entregar una bonificación correspondiente al 5% sobre el valor de la casa.

En cambio, si la reparación afecta la estructura o instalaciones del inmueble que impidan su uso, el proveedor será el responsable de los ajustes y tendrá que darte una bonificación del 20% de la cantidad señalada en el contrato como precio de la propiedad.

En caso de que no haya reparación posible, Profeco señala que es tu derecho pedir la sustitución de la propiedad, por lo que en este caso el proveedor asumirá todos los gastos relacionados con este ajuste.

Noticias Relacionadas

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS