Desde el RFC, hasta los tipos de contribuyentes y  qué son los impuestos básicos, son algunos de los conceptos clave para entender al SAT. Desde el RFC, hasta los tipos de contribuyentes y  qué son los impuestos básicos, son algunos de los conceptos clave para entender al SAT.

¿Qué es el SAT?: conceptos básicos que debes saber para entenderlo

En temas fiscales, el SAT es lo primero que se viene a nuestra mente. Su principal obligación consiste en generar las herramientas necesarias para que el contribuyente pueda cumplir con su aportación.  

MÉXICO.-  En temas fiscales hay un tema que, usualmente, espanta a las personas y es con relación al SAT: qué es el sello, tu alta ante el organismo, la clave, y otros tantos conceptos que, en ocasiones, puede abrumar a los nuevos usuarios.

Está claro que si hablamos sobre temas fiscales, el SAT es lo primero que viene a nuestra mente, e inclusive hay un miedo colectivo, reflejado en la frase “cuidado con el SAT”; sin embargo, para que te familiarices un poco con el tema, acá alguno de los principales conceptos que necesitas conocer.

¿Qué es el SAT?

Por sus siglas, SAT se refiere al Sistema de Administración Tributaria, y se trata de una institución gubernamental que se encarga de que las personas físicas y morales contribuyan lo que corresponde a las disposiciones tributarias y aduaneras.

La principal obligación consiste en generar las herramientas necesarias para que, el contribuyente, pueda cumplir con su aportación.

Conceptos básicos para entender al SAT.

Anteriormente, hicimos 7 consejos para estar al día con el SAT; sin embargo, ahora ahondaremos en conceptos básicos que te facilitarán la comprensión de este organismo.

De acuerdo con el Gobierno de México, si concluiste tus estudios y empezaste a trabajar, o buscas emprender un negocio; te consideras como un nuevo contribuyente, seguramente te surgirán muchas preguntas con respecto a los temas fiscales. A continuación algunos.

1.-RFC.

RFC son las siglas de Registro Federal de Contribuyentes, una clave única que el gobierno mexicano utiliza para identificar a las personas físicas (asalariados) y las personas morales, es decir: las empresas, y que llevan actividad económica en el país. 

A través de esta clave, la autoridad fiscal es capaz de conocer, de forma puntual, la actividad económica que cada contribuyente lleva a cabo y con quién.

2.- Contribuyente.

Se le denomina “contribuyente” a la persona que está dada de alta ante el SAT y que genera ingresos por realizar alguna actividad económica. Al ser contribuyente se debe pagar las obligaciones tributarias, que comúnmente se conocen como impuestos ante el SAT.

Tipos de contribuyente.

La principal diferencia con la persona física es que, en lugar de llevar el nombre de la persona, llevará el de la agrupación o empresa que han creado.

Decoraciones SA de CV, por ejemplo.

4.- Impuestos básicos.

4.- Cédula de identificación fiscal (CIF).

Corresponde al documento que expide la autoridad fiscal a las personas, que consta el nombre y su clave del Registro Federal de Contribuyentes.

5.- Certificados de Sello Digital y Llaves.

Este punto existen varios sub-categorías.

6.- Factura electrónica.

Es un documento que sirve para describir el costo de los servicios y desglosar los impuestos correspondientes a pagar. Sustituye, según las disposiciones legales correspondientes, a las facturas tradicionales en papel y garantiza, entre otras cosas, la autenticidad de su origen y la integridad de su contenido.

Es decir: la factura electrónica es la versión digital de las tradicionales en soporte papel, y debe ser funcional y legalmente equivalente. 

7.- Razón social

La razón social es aquella por la que se le conoce colectivamente a una empresa.  Es decir: corresponde al nombramiento legal y oficial que aparece en la documentación y que consta de la creación de la misma. Esta razón es diferente al nombre de la marca o nombre comercial de la empresa. 

El nombre comercial es aquél que sirve para dar a conocer tu marca o empresa frente a tus consumidores. La razón social, por otra parte, sirve para identificar tu marca en el ámbito jurídico, administrativo y formal.

8.- Recibo de honorarios.

Los honorarios son un pago que recibe un profesional a cambio de desarrollar su actividad y brindar sus servicios. El recibo de honorarios es el comprobante fiscal (CFDI, o factura electrónica) que expide una persona física por la prestación de un servicio personal.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS