La eliminación de la subcontratación ha reforzado la necesidad de un análisis profundo de las operaciones empresariales y la forma en que los Servicios Especializados pueden ser aprovechados para mantener la competitividad y la flexibilidad en las relaciones laborales. La eliminación de la subcontratación ha reforzado la necesidad de un análisis profundo de las operaciones empresariales y la forma en que los Servicios Especializados pueden ser aprovechados para mantener la competitividad y la flexibilidad en las relaciones laborales.

México pierde competitividad en relaciones laborales, según AMECH

A dos años de la eliminación de la subcontratación en México, directivos de la AMECH discuten los impactos en la flexibilidad y competitividad laboral, así como la importancia de los Servicios Especializados en la nueva dinámica empresarial

MÉXICO.- A medida que se cumplen dos años desde la implementación de la reforma laboral que erradicó la subcontratación de personal en México, se ha encendido un debate sobre sus efectos en la flexibilidad y competitividad de las relaciones laborales en el país. 

La Asociación Mexicana de Recursos Humanos (AMECH) ha expresado su preocupación, argumentando que México ha perdido terreno frente a otros países que mantienen modelos más modernos y diversos en la contratación de trabajadores.

Los directivos de AMECH destacaron que el gobierno federal ha sancionado con multas por un total de 27 millones de pesos a empleadores que hicieron un uso inadecuado de la subcontratación. 

Estas sanciones se derivan de más de tres mil inspecciones realizadas por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). 

Francisco Martínez Domene, secretario general de la AMECH, señaló que a pesar de la implementación de los Servicios Especializados como reemplazo de la subcontratación, persisten dudas en las empresas sobre cómo y cuándo utilizarlos de manera correcta. 

Martínez Domene resaltó que la nueva regulación ofrece la posibilidad de subcontratar servicios con empresas especializadas externas, las cuales se encargan de ejecutar procesos ajenos al objeto social y la actividad preponderante de la empresa registrada ante el SAT.

El ejecutivo enfatizó la importancia de que los proveedores de servicios especializados cuenten con la debida acreditación por parte de la Secretaría del Trabajo, denominada REPSE. Esta acreditación implica que la autoridad ha validado que la empresa tiene prácticas formales en la tercerización de procesos específicos dentro de las operaciones empresariales.

Martínez Domene identificó tres aspectos clave para comprender y aprovechar los Servicios Especializados:

Acreditación REPSE: Las empresas certificadas generan confianza y credibilidad entre sus clientes. Además, es un requisito obligatorio para quienes ofrecen servicios especializados, lo que brinda mayor confianza y seguridad en la relación laboral.

Transparencia y Control: La acreditación fomenta la transparencia y esencial para erradicar la corrupción o irregularidades en la prestación de servicios. Además, contribuye a mantener un mercado laboral saludable.

Análisis de Cadena de Valor: Martínez Domene destaca que la comprensión de la "cadena de valor" es esencial. Identificar las áreas y procesos secundarios dentro de la operación empresarial es clave para contratar de manera adecuada y segura.

La eliminación de la subcontratación ha reforzado la necesidad de un análisis profundo de las operaciones empresariales y la forma en que los Servicios Especializados pueden ser aprovechados para mantener la competitividad y la flexibilidad en las relaciones laborales. 

La discusión sobre el equilibrio entre regulación y adaptación continúa, mientras las empresas buscan adecuarse a la nueva dinámica laboral en México.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS