Pocas veces en la vida tienes el jefe ideal, lo común es que tengas diferencias con tus jefes, pero es importante que si eres uno, trabajes para evitar ser la pesadilla del colaborador Pocas veces en la vida tienes el jefe ideal, lo común es que tengas diferencias con tus jefes, pero es importante que si eres uno, trabajes para evitar ser la pesadilla del colaborador

10 tipos de jefes dañinos y cómo evitar ser uno de ellos

Como jefe debes estar consciente de ciertas actitudes que pueden ser frustrantes para tus empleados y que pueden llevarte a perder la confianza y el respeto de tu equipo de trabajo

MÉXICO.- Pocas veces en la vida tienes el jefe ideal, lo común es que tengas diferencias con tus jefes, pero es importante que si eres uno, trabajes para evitar ser la pesadilla del colaborador.

Como jefe debes estar consciente de ciertas actitudes que pueden ser frustrantes para tus empleados y que pueden llevarte a perder la confianza y el respeto de tu equipo de trabajo.

La coordinadora digital en Videocine, Belén Gómez Pereira, compartió para la revista Entrepreneur, 10 tipos de jefes que existen y cómo evitar ser uno de ellos.

1.- El perfeccionista

Es el tipo de persona que siempre tiene la razón y que desde el principio espera que te equivoques para señalarlo. Piensa que las cosas sólo pueden hacerse a su manera y corrige todo lo que entregas.

Cómo no ser uno ellos: Confía en tu equipo y acepta que en la vida nada es perfecto y no tiene por qué serlo. Mantente abierto a nuevas ideas y formas de hacer las cosas.

2.- El amigo

Según Gómez Pereira, estos jefes se preocupan tanto por crear lazos de amistad con sus subordinados, que dejan de lado el trabajo y la seriedad. No tienen autoridad y quieren sentirse “uno más del equipo”. Para él importa encajar y caer bien a sus empleados, al grado de sacrificar la productividad y el liderazgo.

Cómo no ser uno de ellos: Debes tener claro que no eres su amigo, sino su jefe. Está bien tener buenas relaciones con tus compañeros de trabajo, pero debes evitar cruzar la línea porque te pueden perder el respeto.

3.- El Cantinflas

Estos jefes hablan mucho y dicen poco, o nada. Durante las juntas hablan mucho, pero sin objetivos. Cuando llega a darte una retroalimentación o explica alguna tarea a realizar dice cosas ambiguas, carentes de claridad y entendimiento.

Cómo no ser uno de ellos: Define qué quieres decir antes de asistir a la reunión o presentación y asegúrate que sabes cuál es la meta y cómo conseguirla.

4.- El tirano

A estos jefes les gusta provocar temor, pues considera a sus empleados una especie de sirvientes que deben complacerlo y seguir al pie de la letra sus instrucciones.

En ocasiones es capaz de humillar a los colaboradores, porque en él es común gritar y regañar a alguien frente a los demás.

Cómo no ser uno de ellos: El miedo no es igual al respeto. Si consigues tener el respeto de tus subordinados, cumplirás las metas. Considéralos personas con sueños, aspiraciones e ideas.

5.- El explotador

Este tipo de jefe es adicto al trabajo y quiere que todos tengan la misma adicción. No tiene vida personal y piensa que los demás tampoco. Seguramente te llamará en fines de semana y te pedirá que trabajes extra.

Cómo no ser uno de ellos: Procura darle importancia a tu vida personal. Busca el equilibrio, cuida tu salud y tus relaciones.

6.- El bipolar

La coordinadora digital en Videocine, menciona que estos jefes ríen, lloran, gritan, se emocionan y golpean el escritorio. Debes considerarlos de armas tomar. Ellos no creen en la inteligencia emocional y muestran al rojo vivo todos sus sentimientos porque consideran necesario mostrarlo a los demás.

Cómo no ser uno de ellos: Trabaja en tu inteligencia emocional y antes de reaccionar, tranquilízate y piensa cómo actuar. No dejes que tus emociones te dominen.

7.- El chantajista

Este jefe dice exactamente lo que quieren escuchar, pero que realmente no cree. Disfruta darle gusto a todos, aunque en realidad hace promesas que no puede cumplir.

También meten cizaña y no les importa que personas dentro de sus equipos se confronten.

Cómo no ser uno de ellos: Sé honesto y no des falsas esperanzas. Recuerda que tu palabra es un arma valiosa que no debes desperdiciar sin sentido.

8.- El flojo

Una cosa muy diferente es ser microgestor y otra es estar completamente ausente de lo que ocurre en tu empresa. Este tipo de jefe es el que “confía” demasiado y nunca hace nada, sino que espera que su equipo lo resuelva.

Cómo no ser uno de ellos: Sigue tu pasión y si no estás en tu trabajo ideal, es momento de abandonar el barco. Recuerda que eres un ejemplo a seguir.

9.- El acosador

Éste es quizá el peor de todos, que en muchas ocasiones aprovecha su rol de “autoridad” para coquetear con sus subordinados. Le gusta intimidar a los demás y siente que tiene el derecho de hacer lo que quiera.

Cómo no ser uno de ellos: Respeta a las personas que trabajan contigo.

10.- El inseguro

Este jefe es altamente arrogante o demasiado tímido, pero en ambos casos, el problema es su inseguridad. El primero disfruta humillas a las personas, porque lo hace sentir bien, mientras que el segundo siempre busca la aprobación de todos.

Cómo no ser uno de ellos: Confía en ti mismo. Sé consciente de tus habilidades, pero también de tus defectos y trabaja en ellos.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS