La pandemia del coronavirus ha provocado crisis en distintos sectores: económico, laboral y de salud. La pandemia del coronavirus ha provocado crisis en distintos sectores: económico, laboral y de salud.

Los 4 pilares para tener una empresa sólida a prueba de crisis

El líder tiene la responsabilidad de fortalecer a la empresa, por lo que, al enfocarse en estos cuatro pilares, tu estructura operativa será lo suficientemente sólida para superar cualquier tipo de crisis.

MÉXICO.- La pandemia del coronavirus ha provocado crisis en distintos sectores: económico, laboral y de salud, ya que los indicadores que nos muestran la situación económica, no es, en lo absoluto, favorecedora, con el cierre de miles de empresas en el país; sin embargo, existen claves para salir de esta situación y que las empresas tenga una estructura sólida, enfocada principalmente en cuatro pilares.

La situación en México.

Según datos del INEGI, se observa que en México hay una caída en la actividad productiva, con el cierre de 1 millón 10 mil 857 mil Pymes en México, la baja inversión pública en estímulos fiscales, de alrededor el 1% del PIB, una caída en la inversión privada nacional y caída incluso en el consumo a un nivel mundial, situación que llevará años de recuperar previo a la pandemia.

Sin embargo, existen distintas experiencias de  cómo la gente ha aprovechado las temporadas de crisis para tomar una oportunidad. 

En 2007, un joven emprendedor que tuvo su primer negocio exitoso vio cómo llegó una crisis económica, una de las más severas en décadas y que lo dejaría en banca rota, con más de un millón de dólares en deuda y con profundos problemas en su vida personal; pero, ser un líder de negocios es una gran responsabilidad, ya que a diario tomamos decisiones difíciles, que definen el rumbo de las organizaciones.

De acuerdo con Entrepreneur y siPyme, señala que hay cuatro pilares para consolidar una empresa a prueba de crisis.

Pilares para tener una empresa a prueba de crisis.

1.- El equipo.

El éxito de las empresas comienza por las personas que la conforman, ya que un gran equipo comienza desde la contratación, seguido de capacitación y un constante entrenamiento. Al subestimar los procesos de contratación, puede representar una significativa pérdida de tiempo y de dinero.

Según un estudio de la Cámara Hispana de Comercio, encontró que las pérdidas por una mala contratación pueden ir del 50% al 175% del salario anual de la persona.

El error más recurrente de los líderes empresariales es tener urgencia por llenar la vacante y contratar a la primera persona que llegue a su puerta. Para contratar a la persona adecuada, deberás vender tu visión, tus valores y tu sueño, algo que aumenta la reputación del negocio y genera más y mejores solicitantes.

2.- Estrategia.

El secreto de una estrategia poderosa consiste en definirla y no tomarte horas para explicarla. Debes establecer un Plan Estratégico de una página que indique a donde vas, qué quieres lograr, cuáles son las prioridades, cuál es el objetivo a corto, mediano y largo plazo, y además, contar con los KPIs (indicadores), medidores, y responsables para la función.

Al tener una buena estrategia se reflejará en tus ingresos y crecimiento; si tus ventas no crecen de forma consistente, entonces, tienes un problema de estrategia.

3.- Ejecución.

Una ejecución efectiva se refleja en tus ganancias, en el crecimiento de tus márgenes y en tu tiempo, por lo que si trabajas 10 o 12 horas al día y aún así no es suficiente, posiblemente debes enfocarte en tu área de ejecución. Para lograr una ejecución eficiente, deberás definir prioridades para ti como líder, para tu empresa y para cada área de tu equipo. 

Necesitas establecer un ritmo de comunicación con juntas diarias con todo tu equipo de no más de 15 minutos en donde discutan problema estratégicos y obstáculo. 

4.- Efectividad.

Las empresas más exitosas tienen 6 meses de flujo, es decir: toma el gasto fijo mensual de tu negocio y multiplícalo por 6, esa será la cantidad de efectivo necesaria para soportar cualquier crisis o aprovechar una oportunidad comercial. 

Para crecer tu efectivo, deberás enfocarte en tus ciclos de conversión. Es decir: el tiempo que tarda cada peso en regresar a tu bolsillo. Pregúntate cómo puedes eliminar los errores en tu ciclo de ventas, entrega, producción, cobro y cómo puedes acortar los tiempos de retorno de tu capital.

Asimismo, deberás evitar la fuga de efectivo, problema recurrente en las empresas, y tener un estricto control sobre cómo se mueve la organización. 

El líder tiene la responsabilidad de fortalecer a la empresa; pero, al enfocarse en estos cuatro pilares, tu estructura operativa será lo suficientemente sólida para superar cualquier tipo de crisis.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS