Es menester puntualizar que todas las inversiones conllevan un riesgo, sin excepción y este debe ser entendido e interiorizado para poder invertir. Es menester puntualizar que todas las inversiones conllevan un riesgo, sin excepción y este debe ser entendido e interiorizado para poder invertir.

¡Invierte como un experto!: conoce las 3 claves para invertir mejor

Invertir es uno de los hábitos que toda persona debe desarrollar, pues te permite obtener rendimientos de tus dinero. Es decir: invertir es la compra de bienes de capital que sean capaces de producir otros bienes. 

MÉXICO.-  El hábito del ahorro y de la inversión son las claves para lograr la libertad financiera; sin embargo, como bien mencionan los empresarios, debes hacerlo en sectores que conozcas, pues si no lo haces así, te conviertes en un apostador, a merced del azar del mercado.

Invertir es central en este ámbito, pues generas rendimientos y aumentas tu patrimonio y, contrario al ahorro, la inflación no devaluará tu poder adquisitivo. Por tanto, invertir es la compra de bienes de capital que sean capaces de producir otros bienes o dicho en otras palabras: colocar dinero en terceros para que, a través de un conjunto de acciones, puedan generar valor para aumentar el capital propio y el tuyo como inversionista.

¿Cómo la inversión puede generar valor?

Esto corresponde al apoyo del pago de nómina, o capital de trabajo para una nómina. 

Podemos tomar el caso específico de una compañía que se dedica a cultivar y a vender papas para consumo, esta necesita poder pagarles a sus empleados para que puedan recoger las papas del suelo y así ser vendidas a sus clientes.

Tú, a forma de inversión, puedes ayudar a pagar esta nómina y posteriormente recibir parte de la rentabilidad que la compañía tenga sobre las papas vendidas.  Es decir: esto es un claro ejemplo de cómo tu capital puede posibilitar la generación de valor y rentabilidad para ti, por esto podemos llamarlo ‘inversión’.

Sin embargo, esto conlleva un riesgo y es que la venta no pueda ser cumplida en su totalidad y tu pierdas parcial o total el monto de tu inversión. Es menester puntualizar algo: todas las inversiones conllevan un riesgo, sin excepción y este debe ser entendido e interiorizado para poder invertir.

Y, aunque en el imaginario colectivo se piense que la inversión sólo es para personas con alto poder adquisitivo, lo cierto es que es una actividad que todos deberíamos hacer sin importar el tamaño de nuestros ahorros o ingresos.

Sin embargo, existen ciertos puntos que es menester considerar al momento de invertir y que las conoceremos como las claves de la inversión inteligente

Claves para una inversión inteligente.

1.- Tasas de rendimiento / retorno.

Antes de invertir, es necesario que aprendas qué es una tasa de rendimiento. Si bien es cierto que este tema es complejo y muy extenso, puedes encontrar cientos de recursos en Internet; pero, de acuerdo a Mesfix, podemos entender la tasa de rendimiento como “la tasa de rendimiento como la cantidad de dinero que recibes por tu inversión dividido en la inversión inicial que hiciste”. Esta, además, debe ser asociada a un periodo específico para dar cuenta del tiempo en el que se obtuvo la rentabilidad mencionada.

2.- El riesgo.

Anteriormente señalamos que toda inversión conlleva un riesgo; y, por tanto, debes considerar tu nivel de aversión al riesgo y tu perfil de inversionista; pero ¿qué es el riesgo?

El riesgo se mide de muchas formas, por lo general este se refiere a situaciones impredecibles que pueden afectar tu inversión. Esto requiere de un estudio respecto al producto en el que vas a invertir, particularmente debes buscar toda la cadena de generación de valor del producto en el que quieres invertir y dónde hay espacio APRA esa incertidumbre.

Por ejemplo, y regresando al caso del cultivo de la papa, puedes observar distintas cosas: el estado del cultivo, que se traduce como un riesgo especifico del negocio o diversificable; la probabilidad de que el cliente pague la papa (riesgo de contraparte), probabilidad de que la persona que la cultiva reparta su ganancia contigo como inversionista (riesgo moral) entre otros factores.

3.- La capacidad de ejecución de los que manejan tu inversión.

Realiza una investigación previa de la institución financiera y el producto financiero en el que piensas invertir. Por lo general, pensamos que las mejores inversiones son en finca de raíz o ganando medidas por instituciones de gran renombre; si bien esto es cierto para ciertos inversionistas, es menester tener en cuenta que la relación de tiempo y tasas de retorno es lo importante.

Entre más claros sean los términos de tu inversión y entre más apoyo y servicio recibas para aclarar tus dudas, tu inversión puede ser mucho mejor.
 

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS