Antes de elegir el producto ideal para realizar tu inversión, es importante que conozcas qué tipo de inversionista eres, pues esto te permitirá hacer una mejor selección Antes de elegir el producto ideal para realizar tu inversión, es importante que conozcas qué tipo de inversionista eres, pues esto te permitirá hacer una mejor selección

Conoce los 4 tipos de inversionistas que existen

El tipo de inversionista que eres se determina según la cantidad y tipo de riesgos que estás dispuesto a correr, y estos riesgos dependerán, a su vez, de una serie de factores como ingresos mensuales, estabilidad en la fuente de ingresos y edad, entre otros

MÉXICO.- Antes de elegir el producto ideal para realizar tu inversión, es importante que conozcas qué tipo de inversionista eres, pues esto te permitirá hacer una mejor selección.

El tipo de inversionista que eres se determina según la cantidad y tipo de riesgos que estás dispuesto a correr, y estos riesgos dependerán, a su vez, de una serie de factores como ingresos mensuales, estabilidad en la fuente de ingresos y edad, entre otros.

Según el portal de Visa, Finanzas Prácticas, existen cuatro tipos de inversionistas y aquí te explicamos cuáles son las características de cada uno.

1.- Retador del peligro:

Hay inversionistas a los que les gusta asumir grandes riesgos, con el propósito de obtener grandes ganancias en poro tiempo. Generalmente son personas jóvenes y con poca experiencia en el mundo de los negocios y mercados financieros quienes eligen los riesgos más altos. 

Aunque a veces logran sus objetivos, viven en una constante inestabilidad y pueden llegar a perder todo lo ganado. Este tipo de actitud no es muy redituable la mayor parte del tiempo, aunque hay quienes tienen resultados sorprendentemente buenos.

2.- Audaz:

Mayormente son inversionistas jóvenes, pero tienen solidez económica e ingresos de moderados a altos. Generalmente son personas solteras, o sin hijos, entre los 30 y 40 años de edad.

Estos inversionistas corren riesgos en los mercados y optan por los instrumentos que prometen las ganancias más elevadas, aunque en algún momento se arriesguen a perder la mayor parte de la inversión.

Para invertir, ellos toman la parte de sus ahorros que no les resulta vital para su vida cotidiana y prefieren portafolios de inversión en los que combinan fondos de renta variable, deudas a corto plazo y largo plazo.

Ser este tipo de inversionista puede dar buenos resultados, siempre que no esté comprometido el dinero de los gastos cotidianos. Si no se tiene la suficiente solvencia o hay compromisos familiares importantes, no es muy recomendable esta actitud.

3.- Moderado:

Este inversionista es cauteloso con sus decisiones, pero también es capaz de asumir riesgos de ser necesario, para maximizar sus ganancias. De acuerdo con el portal de Visa, Finanzas Prácticas, a este inversionista no le asusta tener algunas pérdidas, si con ellas se incrementa la posibilidad de ganar algo extra.

Inversionistas de todas las edades asumen esta postura, desde jóvenes que comienzan a ahorrar sus primeros salarios, hasta hombres y mujeres que están próximos a retirarse.

A estos inversionistas se les sugieren portafolios diversificados con instrumentos a mediando y largo plazo. 

4.- Conservador:

Estos inversionistas buscan ganancias más o menos estables, sin correr casi ningún riesgo. Los rendimientos de sus inversiones no son muy elevadas, pero busca no preocuparse nada por arriesgar lo que tiene ahorrado.

En ocasiones puede resultar que los inversionistas conservadores pierdan en términos de rendimientos reales, puesto que no cuidan el impacto de la inflación en sus inversiones.

En el perfil de los inversionistas conservadores hay toda clase de personas, desde jóvenes que no tienen ingresos muy elevados, hasta quienes tienen familias que mantener, o deudas que cubrir.

Ser este tipo de inversionista no es posiblemente la mejor estrategia para maximizar los ahorros, ni para contar con un ingreso extra como tal, pero sí puede ser buena opción para no tener tensiones y ahorrar a largo plazo.

Debes tener muy claro qué tipo de perfil tienes para realizar tu inversión, pero también es fundamental que recuerdes que existen puntos intermedios en todos los tipos de perfiles y que a lo largo de la vida, confirme las posibilidades y necesidades cambien, también lo hará tu perfil de inversión.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS