El sueño de emprender debe ser un proceso continúo, mismo que debe incluir la planeación para buscar el éxito. El sueño de emprender debe ser un proceso continúo, mismo que debe incluir la planeación para buscar el éxito.

7 relaciones que debes cuidar antes de emprender

Al emprender un negocio existen ciertas relaciones de distinta índole que debes cuidar y balancear para garantizar tu éxito como emprendedor.


MÉXICO.- Todo emprendedor primerizo empieza con una idea y unos buenos deseos sobre cómo su futuro negocio tendrá éxito; sin embargo, el sueño de emprender, debe ser un proceso, pero debe incluir una planeación para evitar que tu visión se vuelva complicada.

Antes de que nuestras relaciones se compliquen, tenemos que poner medidas que balanceen todas las situaciones, muchas relaciones influyen de forma directa en cómo y cuál será la dirección que tomará nuestro negocio futuro. De acuerdo con Entrepreneur, existen 7 relaciones claves que debes cuidar antes de emprender.

Relaciones clave que debes cuidar antes de emprender.

1.- Tu pareja.

Si tienes pareja, habla de tus planes con ella. Ya que llegar con una sorpresa de esta índole, puede afectar en tus finanzas al estar íntimamente ligadas con las de tu familia. Seguir el camino del emprendedor es necesario para ti y para tu familia.

2.-El Buró de Crédito.

No te lances rápido, pues si consumes tu crédito al punto de agotar tu historial, esto consumirá tu energía, tus recursos y tus ahorros. Por lo que deberás mantener una buena relación con tus créditos y con el Buró, mismo que te otorga una calificación por el buen o mal manejo que le des.

Es decir: una buena calificación podría incrementar tus posibilidades de financiamiento, útiles para hacer despegar a tu negocio. Aunque también existe la posibilidad de que en el Buró de Crédito existan datos que no concuerdan con tu realidad, por lo que puedes solicitar una reclamación.

3.- Tu contador.

Al emprender deberás visualizar un horizonte de crecimiento de tu negocio, lo que significa hacer la tarea, investigar el mercado, construir y planear las finanzas. Una de las relaciones que debes mantener es con tu contador, pues el régimen fiscal es distinto y puede ser que para tu negocio convenga una SAPI, SOFOM o una AC. Esto no solo beneficiará tu operación; sino que, por otra parte, será determinante para que tu negocio crezca.

4.- Tu creatividad.

Tus prioridades durante el primer año son: vender, garantizar la calidad y tu equipo de colaboradores. Tu negocio nace de tu creatividad y debe ser trabajada todos los días. Para este punto, necesitarás continuar con tu educación, actualizar con los temas y conocimientos y habilidades de tu sector. Por ello, es común que los emprendedores se encarguen de invertir en todo menos en su creatividad.

5.- El IMPI.

Al momento de emprender deberás registrar toda tu propiedad intelectual e industrial, características que prácticamente te servirán para comprar un seguro para tus marcas, ideas y creaciones. Estas constituyen el principal activo de tu negocio y como tal, tiene un gran valor en tus estados financieros.  

¿Qué puedes hacer? Al contabilizar todo esto, incrementará el valor del capital sobre el cual los bancos calcularán el nivel de riesgo de los créditos solicitados, pues una marca y un logo precioso que no vende, no vale. 

6.- El SAT y el IMSS.

Es posible que un negocio que crece aún cumpliendo con nuestras obligaciones. Sin embargo, si no cumples con ellas, o compras “facturas”, puedes terminar en terrenos negativos, como en la cárcel. Para esto, deberás ponerte un sueldo y no consumas tus utilidades. De forma que así crearás un negocio que no crece por estar pagando tu estilo de vida, si tu negocio no paga ni tu sueldo, algo estás haciendo mal.

7.- Tu aseguradora.

La contratación de seguros es una de las mejores decisiones que puedes tomar, pues pese a que no hay una amplia cultura sobre los seguros en México, la posibilidad de un infortunio, como una enfermedad, incendio, robo de inventario, etc, puede significar la vida o la muerte de tu negocio y con ello, la caída del patrimonio familiar.

Al momento de emprender, te encontrarás con un camino donde descubrirás una nueva faceta tuya y cambiarás la forma de ver a tus jefes, colaboradores y a las finanzas personales. 
 

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS