Cuando se habla de emprendedores, muchas personas tienen la idea de un estereotipo que no siempre coincide con la realidad, pero que en el imaginario de las personas es como debería ser Cuando se habla de emprendedores, muchas personas tienen la idea de un estereotipo que no siempre coincide con la realidad, pero que en el imaginario de las personas es como debería ser

4 mitos sobre los emprendedores

Emprender no sólo tiene ventajas, como muchas personas creen, sino que por el contrario deben realizarse muchos sacrificios para lograr los objetivos y sacar adelante una empresa nueva

MÉXICO.- Cuando se habla de emprendedores, muchas personas tienen la idea de un estereotipo que no siempre coincide con la realidad, pero que en el imaginario de las personas es como debería ser.

Emprender no sólo tiene ventajas, como muchas personas creen, sino que por el contrario deben realizarse muchos sacrificios para lograr los objetivos y sacar adelante una empresa nueva.

La revista Entrepreneur, desmiente 4 mitos sobre los emprendedores, lo que te dará una buena dosis de realidad sobre los retos a los que se enfrentan.


1.- “El emprendedor no tiene jefe”

Éste es quizá el mito más envidiado por quienes son trabajadores de una empresa. Lo cierto es que aunque no tienen un jefe al que deban reportarle y ponerle una “cara bonita”, sí tienen a quien rendirle cuentas y es alguien que suele ser muy exigente: El cliente.

A diferencia de un jefe, el cliente no pensará en horarios, ni será empático si tienes mucho trabajo o si estás dormido. El cliente busca resultados y para un emprendedor, éste es mucho más que un jefe, pues es la razón de existir del emprendimiento.

2.- “El emprendedor maneja sus horarios”

Nada podría estar más alejado de la realidad. Un emprendedor no puede darse el lujo de llegar tarde a la oficina o irse temprano, pues la agenda suele estar atada 100% a los clientes.

Según la revista Entrepreneur, para un emprendedor no hay días de asueto, fines de semana o vacaciones que justifiquen no hacer el trabajo. Es cierto que el horario de un emprendedor puede ser más flexible, pero sin duda es más exigente.

3.- “El emprendedor puede trabajar desde cualquier lugar”

Aunque la tecnología de hoy permite una mayor movilidad, siempre es importante estar cerca del cliente y verlo cara a cara, visitarlo y escucharlo.

Aunque un negocio sea 100% en línea, es muy importante que el emprendedor tenga contacto físico con algunos de sus clientes para escuchar de primera mano qué les gusta y qué no de tu producto o servicio, lo que te permitirá estar en un proceso de mejora constante.

4.- “El emprendedor tiene menos estrés”

Cumplir con los objetivos de la empresa para la que trabajas puede ser estresante, pero si tú mismo pones los objetivos, cumplirlos será aún más estresante, porque de esto dependerá la salud de todo el negocio.

Para quienes no han emprendido jamás, puede resultar fácil creer que un emprendimiento es una opción llena de ventajas, cuando en realidad es una elección de muchos retos y sacrificios que te llevan a hacer lo que más te gusta.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS