El emprendimiento es una tarea difícil de llevar a cabo, pues no es para cualquiera y cada vez es más frecuente que las personas vean convertirse en emprendedor como un estilo de vida El emprendimiento es una tarea difícil de llevar a cabo, pues no es para cualquiera y cada vez es más frecuente que las personas vean convertirse en emprendedor como un estilo de vida

3 ideas que destruyen la posibilidad de un emprendimiento

Muchas personas deciden alejarse del proyecto antes de llevarlo a cabo por pequeñas complicaciones que se encuentran en el camino, y peor aún, por hacerse ideas que están alejadas de la realidad

MÉXICO.- El emprendimiento es una tarea difícil de llevar a cabo, pues no es para cualquiera y cada vez es más frecuente que las personas vean convertirse en emprendedor como un estilo de vida.

Muchas personas deciden alejarse del proyecto antes de llevarlo a cabo por pequeñas complicaciones que se encuentran en el camino, y peor aún, por hacerse ideas que están alejadas de la realidad.

La revista Entrepreneur comparte 3 ideas que destruyen la idea de un emprendimiento y aquí te las detallamos.

Pensar todo o nada

Una idea común es creer que se necesita tener todas las condiciones perfectas para empezar a emprender y si no llegan a cumplirse, el emprendimiento se ve truncado.

Para emprender se necesita derribar esta falsa creencia. Hay que superar el perfeccionismo paralizante que te deja con un excelente plan, que se desvanecerá.

Una idea millonaria

Algunos emprendedores se complican solos y creen que tienen que convertirse en una especie de inventores para iniciar con un negocio.

La vida se te puede ir en la búsqueda de una “idea millonaria”, cuando realmente emprender significa, según la revista Entrepreneur, brindar algo de valor al mercado, que los clientes estén dispuestos a pagar.

Empieza con la idea que tengas y después de mucho trabajo y un poco de suerte, tal vez puedas convertir tu emprendimiento en un referente de la industria.

No tener tiempo

Tener un trabajo estable y una familia no son pretextos que puedan justificar el no emprender por no tener tiempo. La clave está en las prioridades.

Es cierto que el tiempo es una variable importante para el éxito empresarial, porque sin dedicación no hay resultados. Sin embargo, se puede empezar poco a poco con el tiempo que se tenga disponible.

Así que si alguno de estos motivos te impidió antes emprender, es un buen momento para que incursiones en este mundo de retos que dejan grandes lecciones y satisfacciones.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS