Cuida tus cuentas bancarias de los estafadores y sus métodos de "spoofing". Cuida tus cuentas bancarias de los estafadores y sus métodos de "spoofing".

Spoofing: ¿Qué es y cómo evitarlo? 

Los usuarios bancarios que reciben llamadas de personas que se hacen pasar por supuestos ejecutivos son las principales víctimas del spoofing

MÉXICO.- Suplantar la identidad de una persona para fines ilegales lucrativos no es una jugada nueva por parte de la ciberdelincuencia, por lo que existe una palabra para señalar estos actos y es “Spoofing” 

También te puede interesar: Empresas mexicanas carecen de seguridad ante ciberataques 

Este consiste en una serie de técnicas de hackeo que son utilizadas por estafadores para hacerse de información privada de sus víctimas con el fin de conseguir acceso a sus cuentas bancarias o alguno otro de sus bienes. 

¿Cuáles son estas técnicas de spoofing? 

Existen diversas técnicas para suplantar la identidad de una persona en base a sus datos digitales, aquí las mencionamos: 

Suplantación de dirección IP 

Los delincuentes utilizan la dirección IP de su víctima para enviar paquetes de datos TCP/IP o UDP/IP, con los cuales pueden romper la protección de Fireworks. 

E-mail spoofing 

La creación de correos falsos para hacerse pasar por instituciones o bien, por alguna otra persona también es un método muy común de los estafadores. 

Mediante estos, solicitarán datos personales a la persona con la que se contactaron a través de correo electrónico y en caso de que la víctima caiga, proceden a robar todo tipo de datos que esté a su alcance. 

Suplantación web 

En este método los delincuentes se hacen pasar por sitios oficiales de internet de compañías o figuras públicas para brindar servicios que resultarán en estafas.  

El afectado accede a adquirir algún producto y brinda los datos de sus tarjetas de crédito para proceder a hacer alguna compra, perdiendo de manera automática su dinero y los datos de su tarjeta se verán comprometidos. 

¿Cómo evito caer en spoofing? 

Aunque no es tarea fácil, es importante hacer caso omiso a correos electrónicos los cuales no solicitaste algún tipo de información, ya sea de redes sociales, tiendas, entre otros. 

Es indispensable investigar las cuentas oficiales de los sitios que visitas para no caer en estafas. 

Evitar caer en “promociones” que aparezcan en páginas redirigidas. Un claro ejemplo de estas son la que informan que el usuario ganó un premio. 

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS