Después de cierto tiempo de no realizar movimientos en tu cuenta bancaria, el banco tiene el derecho y la obligación de disponer del dinero para mandarlo a la beneficencia Después de cierto tiempo de no realizar movimientos en tu cuenta bancaria, el banco tiene el derecho y la obligación de disponer del dinero para mandarlo a la beneficencia

¿Qué pasa si no cierras una cuenta bancaria que ya no usas?

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), los bancos pueden disponer del dinero para enviarlo a la beneficencia pública, después de 6 años de que una cuenta bancaria no haya registrado movimientos

MÉXICO.- Después de cierto tiempo de no realizar movimientos en tu cuenta bancaria, el banco tiene el derecho y la obligación de disponer del dinero para mandarlo a la beneficencia.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), los bancos pueden disponer del dinero para enviarlo a la beneficencia pública, después de 6 años de que una cuenta bancaria no haya registrado movimientos.

Una cuenta bancaria es considerada inactiva cuando han transcurrido tres años sin movimientos como depósitos o retiros, y un punto importante que debes tener en cuenta es que los cobros de comisiones del banco no son considerados movimientos.

¿Cómo se queda el banco con tu dinero?

De acuerdo con la fintech, Coru, después de tres años de no registrar movimientos en una cuenta bancaria, el titular debe recibir un aviso de que los recursos se irán a la “cuenta global”.

Tras esto, tienes 90 días para aclarar la situación o tratar de recuperar el dinero de la cuenta, pero si nadie responde al aviso, la cuenta continuará inactiva y si el monto en ella no excede los 300 salarios mínimos, el dinero es entregado a la beneficencia pública.

En caso contrario, si el dinero en la cuenta supera los 300 salarios mínimos, el dinero permanecerá en una cuenta global y el titular tiene el derecho a iniciar un proceso para demostrar con el contrato original, que es el propietario de la cuenta.

¿Cómo evitar que una cuenta quede inactiva?

Coru recomienda seguir los siguientes pasos para evitar que una cuenta termine registrándose como inactiva.

1.- Mantén tus datos actualizados

Los datos a actualizar son el nombre completo y el domicilio, así como la designación de beneficiarios. Con esto mantendrás “activa” tu presencia, sin necesidad de hacer movimientos de dinero.

2.- Revisa tu estado de cuenta

Esto te permitirá conocer tu saldo y el rendimiento para que tomes la mejor decisión en cuando a qué institución te da los mejores rendimientos por tener tu dinero guardado.

3.- Informa a tus beneficiarios

Verifica que sus datos estén correctos y actualiza si así lo deseas los porcentajes que asignarás a cada uno.

4.- Valora si requieres tener esa cuenta bancaria activa

Debes tomar en cuenta que si la cuenta no tiene movimientos es porque está en desuso y con el riesgo que por omisión ese recurso pase a la beneficencia pública. Quizá el mantener ese recurso en la cuenta no te esté proporcionado el máximo rendiiento.

¿Cómo se cancela una cuenta?

Tal vez lo más apropiado si ya no utilizas la cuenta bancaria es cancelarla, para lo cual, la fintech Coru comparte los pasos que debes seguir para hacerlo.

1.- Revisa que la cuenta no tenga ningún problema o adeudo. Las cuentas nóminas en ocasiones requieren la carta del patrón o la empresa que la aperturó, pero en otras ocasiones si el banco te ofreció alguna promoción financiera, debes cumplir con cierto plazo de permanencia y si decides cancelarla antes, puedes hacerte acreedor a una sanción.

2.- Habla o acude a la oficina donde abriste la cuenta y hazles saber de tu decisión de cancelarla. Algunas entidades te pedirán enviar una carta o formulario donde explicas la razón de cancelar el producto.

3.- Antes de dar de baja tu cuenta, elimina todos los medios de pago asociados. Si tienes algún cheque pendiente, debes esperar 30 días desde la emisión del último cheque, o bien que éste se haga efectivo.

4.- Revisa que no tienes deudas u otros compromisos pendientes asociados a la cuenta. Digamos que si tienes pagos domiciliados o cuentas por pagar, debes cumplir primero con eso antes de cancelarla, porque de lo contrario no podrás darla de baja.

5.- Firma la cancelación. En caso de que hayas abierto la cuenta con otra persona, ambos deben dar el consentimiento y su firma presencial para cancelarla. Para finalizar, exige un comprobante de cancelación de la cuenta, en caso de que necesites realizar reclamaciones este papel será indispensable.

6.- Es tu derecho y obligación cancelar una cuenta bancaria si ya no la necesitas, siempre que no tengas compromisos pendientes con ella.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS