Recibir depósitos en efectivo puede llamar la atención del Servicio de Administración Tributaria (SAT), si es que estos sobrepasan cierta cantidad de dinero Recibir depósitos en efectivo puede llamar la atención del Servicio de Administración Tributaria (SAT), si es que estos sobrepasan cierta cantidad de dinero

¿Qué pasa con el SAT si recibes depósitos bancarios de más de 15 mil pesos? 

El Servicio de Administración Tributaria es informado por las instituciones bancarias, cuando los depósitos en efectivo en una cuenta superan los 15 mil pesos, porque se dice que por éste deben pagarse impuestos

MÉXICO.- Recibir depósitos en efectivo puede llamar la atención del Servicio de Administración Tributaria (SAT), si es que estos sobrepasan cierta cantidad de dinero.

El Servicio de Administración Tributaria es informado por las instituciones bancarias, cuando los depósitos en efectivo en una cuenta superan los 15 mil pesos, porque se dice que por éste deben pagarse impuestos.

Sin embargo, según lo publicado por Televisa, el Servicio de Administración Tributaria afirmó que quienes reciban depósitos superiores a esta cantidad, no deberán pagarles ningún tipo de impuesto.

Lo que realmente ocurre es que las instituciones financieras gravan un impuesto que se denomina Impuesto Sobre Depósito en Efectivo, que también se conoce como IDE, por sus siglas.

También es importante aclarar que no todos los depósitos que recibas a tu cuenta son considerados como depósitos en efectivo, por el Servicio de Administración Tributaria.

Es decir, que sólo los depósitos en moneda nacional a nombre de una persona y las adquisiciones en efectivo o cheques de caja pueden entrar en esta clasificación.

En cambio las transferencias electrónicas, traspasos de cuentas, títulos de crédito o cualquier otro documento pactado con instituciones financieras no son considerados como depósitos en efectivo.

¿Qué pasa si recibes un depósito de más de 15 mil pesos?

Al recibir la notificación del depósito superior a los 15 mil pesos, el SAT puede solicitar al contribuyente que aclare el origen del dinero en efectivo, porque la autoridad puede suponer que es un ingreso por el que no se pagó el Impuesto sobre la Renta (ISR).

Esta situación se da, porque cuando se deposita en efectivo, únicamente se puede rastrear hacia dónde va el dinero, pero no de dónde viene, lo que fiscalmente le interesa al SAT, según lo publicado por El Economista.

En caso de que el contribuyente no pueda aclarar el origen del dinero, Servicio de Administración Tributaria podrá reclamar el pago del ISR por el monto, así como actualizaciones, recargos, y en algunos casos, incluso multas.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS