Respecto al ahorro, te aconsejamos marcar objetivos a largo plazo, como por ejemplo la jubilación. Cuanto antes empecemos a ahorrar, menos esfuerzo deberemos dedicar para conseguir el saldo que queremos alcanzar. Respecto al ahorro, te aconsejamos marcar objetivos a largo plazo, como por ejemplo la jubilación. Cuanto antes empecemos a ahorrar, menos esfuerzo deberemos dedicar para conseguir el saldo que queremos alcanzar.

Cinco errores que perjudican tus economía

Los errores más comunes que perjudican nuestras finanzas personales: usar la tarjeta de crédito para gastos inmediatos o de corto plazo así como no leer los contratos al momento de adquirir un préstamo.

MÉXICO.- Cuando hablamos de errores frecuentes en la planeación financiera, hablamos también de malos hábitos, pues lastimosamente solemos convertir las malas decisiones con nuestras finanzas personales en hábitos permanentes. El gran problema es que cuando esos comportamientos ya son hábitos, corregirlos puede ser aún más complicado.

1. Gastar más de lo que ganas o gastar dinero que aún no recibes. Es una frase que posiblemente ya hemos escuchado y es, además, una regla básica de las buenas finanzas personales.

Claramente, si una familia o una persona tiene unos gastos mensuales mayores que sus ingresos, necesitará endeudarse de forma continua para saldar esos pendientes económicos, haciendo de esto una constante de la que difícilmente podrá salir.

2. No hacer un presupuesto de ingresos y gastos. Aunque parece sencillo, es uno de los errores más frecuentes que se cometen a la hora de manejar nuestras finanzas personales. 

Si luego de que gastas el dinero que te pagaron te das cuenta que debías pagar otras cosas y no lo tenías en mente, es hora de hacer un presupuesto. Puedes iniciar por uno básico en el cual anotes lo que te ingresa en dinero y aquellos pagos que debes hacer. 

3. No contabilizar los gastos hormiga. Los gastos hormiga son desembolsos pequeños y rutinarios que hacemos casi sin darnos cuenta pero que a final de mes afectan el bolsillo. Los puedes identificar porque son esos gastos poco costosos, que incluso pueden pasar desapercibidos. Ejemplos: dulces, tratamientos de belleza, comisiones al sacar dinero en un banco que no es el tuyo, servicio de taxi, entre otros.  

A final de mes estos gastos pueden suponer un porcentaje de nuestros ingresos bastante alto. Así que lo primero que debes hacer es contabilizarlos para llevar un registro y al final de mes tomar decisiones, como reducirlos o encontrar la forma de comprarlos a un menor precio. 

4. Pagar a plazos y endeudarte con tarjetas de crédito. Dividir en cuotas los gastos y recurrir a préstamos puede parecer cómodo y acertado, pero al final estarás pagando bastante más dinero al sumarle los intereses. 

Por ello, en la medida de lo posible –y siempre que se disponga de dinero ahorrado–, es conveniente liquidar la mayoría de esos gastos. Un desembolso mayor en el corto plazo te permitirá vivir más desahogado el resto del tiempo.

Recuerda que lo ideal con las tarjetas de crédito es poner las compras a una cuota con el fin de eliminar los intereses que se generan al poner varias cuotas. 

5. No tener un fondo de emergencia. La vida es de sorpresas e imprevistos, es normal que sucedan cosas que no esperábamos y para lo cual no tenemos presupuesto. Así que lo ideal es procurar tener esa alcancía o colchón para imprevistos. 

Por ejemplo, una reparación de carro, o afecciones de salud puede suponer un gasto importante. Si aún no sabes de qué se trata esta técnica de ahorro, lo primero que debes hacer es aprender ‘¿Qué es un fondo de emergencia y cómo construirlo?’

Fuente: 88.9 noticias y tributi

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS