Un nivel de endeudamiento sano es aquél que te permite cubrir el pago mensual sin sentir presión por gastos adicionales.  Un nivel de endeudamiento sano es aquél que te permite cubrir el pago mensual sin sentir presión por gastos adicionales. 

9 consejos para tener una deuda sana

Antes de pedir un préstamo, es menester organizar las finanzas para saber cuánto dinero ingresa y egresa al mes y, para evitar un endeudamiento y estar “hasta el cuello”. El nivel de endeudamiento cambia de persona a persona. 

MÉXICO.-  Existen distintos niveles tipos de endeudamiento y, si bien es cierto que a nadie le gusta estar endeudado (por lo menos a mi), lo cierto es que, en ocasiones, no se puede evitar, pero hay una gran diferencia entre un endeudamiento sano y uno negativo. 

Un nivel de endeudamiento sano es aquél que te permite cubrir el pago mensual de tus deudas con comodidad, sin sentirte apretado o comprometido financieramente. Esto varía por completo de persona a persona.

De acuerdo con el portal Saber Mas Sermas, señala que, antes de pedir un préstamo, es menester organizar las finanzas para saber cuánto dinero ingresa y egresa al mes y, para evitar un endeudamiento y estar “hasta el cuello”, es necesario seguir los siguientes consejos para mantener una deuda sana.

Consejos para una deuda sana.

1.- Evite la deuda mala.

Sonaría redundante, pero es necesario que evites pagar a plazos un bien cuyo ingresos obtenidos sean mucho menores que el costo de la deuda total.

2.- Use el crédito a su favor.

Antes de que adquieras una deuda, es clave tener la seguridad que podrá cumplir con el pago de sus obligaciones a tiempo. Considere siempre que pueden presentarse imprevistos que afecten sus ingresos.

3.- Conozca su capacidad de pago.

El valor del crédito al que puede acceder depende de forma directa a la capacidad de endeudamiento. Verifica, entonces, que tus ingresos sean suficientes para pagar la cantidad que gastas en el mes, cumplir tu meta de ahorro y pagar la cuota del crédito.

Es necesario que el porcentaje de pago del presupuesto que usted haga al mes, no supere el 40% de sus ingresos.

4.- Pida dinero sólo por la cantidad necesaria.

No solicite ni un peso más del necesario. Si el monto no es suficiente, puede que no alcance a realizar su proyecto; por otra parte, si es en exceso, puede dificultarse más adelante el pago.

5.- Vea las opciones que tiene y compara.

Conozca las opciones que ofrecen las distintas entidades financieras y escoja la alternativa que mejor se adapte a sus necesidades. Es importante que usted conozca el valor de todos los costos asociados al crédito.

6.- Especial atención a los contratos.

Cuando se haya decidido por una opción, lea el contrato y los anexos de forma detenida antes de firmar. Si tienes dudas, pregunta, especialmente aquellas relacionadas con los compromisos que asumirá. 

7.- Pague de forma puntual.

Obtener un crédito es sencillo, pero pagar el dinero que adquirió es complicado. No pagar el valor total a tiempo implica en incurrir en intereses que afectarán tu salud financiera.

8.- Lleve el control de sus pagos.

Guarde los recibos de pagos de sus cuotas para poder tener un soporte en caso de que se presente algún problema. Los recibos también le permitirán llevar el control de sus deudas y saber cuánto dinero debe.

9.- Tenga cuidado con señales de alerta.

Si aparecen signos que indican que tiene problemas manejando sus deudas, acérquese a su entidad financiera y propóngale la posibilidad de volver a negociar su deuda y fijar un plan.
 

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS