El riesgo proviene de los conocimientos que el inversionista disponga, es decir: cuanto más conozca sobre los mercados en donde navega, más limitará el riesgo al que se expone.  El riesgo proviene de los conocimientos que el inversionista disponga, es decir: cuanto más conozca sobre los mercados en donde navega, más limitará el riesgo al que se expone. 

4 claves para contrarrestar las adversidades financieras

La mayoría de las personas que invierten por primera vez comienzan con operaciones poco arriesgadas, así comprenden cómo funciona el mundo de las inversiones. 


MÉXICO.- Ningún inversionista quiere perder su dinero, y, ciertamente, cada uno tiene una actitud distinta, ya que su perfil de inversionista y su nivel de aversión al riesgo es distinta. 

La mayoría de las personas que, de acuerdo con Monex, invierten por primera vez comienzan con operaciones poco arriesgadas, así comprenden cómo funciona el mundo de las inversiones.

Los inversionistas que prefieren abrir posiciones de volúmenes importantes saben que cuanto mayor es el riesgo al que se exponen, mayor es el beneficio obtenido. 

El riesgo proviene de los conocimientos que el inversionista disponga, es decir: cuanto más conozca sobre los mercados en donde navega, más limitará el riesgo al que se expone. 

 De acuerdo con la pirámide de inversión, que indica cómo debe distribuirse una cartera de inversión, se señala que cuanto más alto se esté, el riesgo y la rentabilidad de la inversión, será mayor; por otra parte, en la base de la pirámide hay inversiones más seguras, pero con rentabilidad menor. 

Muchos intermediarios evitan, a toda costa, el riesgo que implican las inversiones. Sin embargo, para proteger a las empresas y afrontar los riesgos, la firma KPMG menciona cuatro pasos clave para ello; pero, los riesgos, varían dependiendo de los activos.

Cuatro claves para contrarrestar el riesgo.

1.- Visión de objetivos.-

Es la claridad en los objetivos finales y el desarrollo de la hoja de ruta (documento diseñado para efectuar el seguimiento evaluación y control de las diferentes operaciones). Esto es con el fin de lograr medir los posibles obstáculos que el negocio pueda enfrentar.

2.- Identificación de riesgo

identificar los riesgos que puedan afectar al negocio a través de metodologías particulares que permitan su evaluación y catalogación.

3.- Tomar acciones para reducir.

Una vez identificado y medido el riesgo, se debe accionar para evitarlo y eliminarlo.

4.- Monitoreo y reporte

El monitoreo constante de las áreas involucradas permite conocer la efectividad de las acciones y crea equipos proactivos a favor de la gestión de riesgos.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS