Si ves que con un nuevo crédito no te ahorrarás mucho en pago de interés, no tiene sentido llevar a cabo el proceso, explicó Rubén Chávez, director de la fintech Yotepresto. Si ves que con un nuevo crédito no te ahorrarás mucho en pago de interés, no tiene sentido llevar a cabo el proceso, explicó Rubén Chávez, director de la fintech Yotepresto.

¿Conviene pedir un préstamo para pagar otro?

¿Tienes deudas tóxicas? Son aquellas que están relacionadas con el crédito al consumo y que tienen intereses elevados. Son financiamientos que no te generan patrimonio. Pero existen opciones para que no te sobreendeudes ni caigas en morosidad por no poder liquidar alguna deuda, esta es una de ellas.

Por:  David Arvizu

El mayor causante de estrés y angustia en las personas es el tema económico y dentro de esto, lo que más genera estrés son las deudas” Rubén Chávez, director de Yotepresto.

Endeudarte para liquidar algún préstamo caro que no disminuye puede significar tapar un hoyo para abrir otro(s). De entrada no parece ser la mejor idea porque estarías adquiriendo un nuevo compromiso económico, pero si las condiciones del préstamo son mejores del que ya tienes y te hace sufrir, podrías analizarlo, siempre y cuando consideres una serie de elementos para esta operación sea exitosa.

¿Cuándo contratar una deuda para pagar otra?

Si tienes más de una deuda, ya sea en tarjeta de crédito, financiamiento de nómina, en tiendas departamentales, con la vecina, y están asfixiando tus ingresos, es decir, se te va tu quincena en pagarlas, debes verificar cuál es la que te presiona más, la que no disminuye por más pagos que hagas.

Recuerda, los pagos mínimos en las tarjetas de crédito no son la mejor opción, dejar de pagar algún financiamiento tampoco porque suben los intereses y ahí inicia la famosa bola de nieve.

En algunas fintech como Yotepresto y Prestadero la mayor parte de los créditos que solicitan las personas son para pagar otras deudas.

Alrededor de 70% de los préstamos que damos en Yotepresto son para pagar otras deudas”, destacó Rubén Chávez, Ceo de Yotepresto, fintech especializada en préstamos personales.

Para que el uso de este financiamiento sea efectivo y no termines "sobreendeudándote" es importante que respetes el uso para el cuál lo estás tomando, que es para liquidar una deuda.

Algunas empresas financieras lo que hacen es transferir el dinero a la entidad financiera donde está el préstamo, así, ese dinero no pasa por tus manos ni por la tentación de usarlo para otra cosa.

¿Qué se debe tomar en cuenta?

Si ya definiste que vas a pedir un préstamo para este fin es importante que consideres diversos elementos. El primero tiene que ver con qué deuda urge ser liquidada, si tienes más de una revisa cuál es la que requiere intervención inmediata.

Puedes hacer una lista de las deudas, sus montos, intereses y pagos pendientes para liquidarla. La que resulte más cara es con la que puedes iniciar.

Algunos especialistas también recomiendan tomar un crédito para pagar todas tus deudas pendientes, siempre y cuando el pago de intereses de éste no te comprometa más.

En segundo lugar, revisa que el préstamo que tomarás no sea más caro que los que ya tienes. Busca que ofrezcan una mejor tasa de interés y Costo Anual Total. No te vayas por la primera opción que llegue. Existen comparadores de créditos en la Condusef y en empresas de servicios financieros que te ayudarán a revisar las opciones para tomar la mejor decisión.

Si tienes una deuda, por ejemplo de 100,000 pesos a una tasa de 45% anual y existe la oportunidad de cambiar ese préstamo, los mismos 100,000 pesos, a una tasa de interés de 15%, ¿lo harías? El primer criterio para ver si vale la pena cambiar una deuda por otra es mejorar la tasa de interés, el segundo es el plazo”, destacó el representante de Yotepresto.

Investiga sobre la institución donde tomarás el crédito, si te piden comisión por apertura ten cuidado podría tratarse de fraude. Para revisar esto ingresa al Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financiero (Sipress), de la Condusef, donde puedes consultar si la empresa donde adquirirás el crédito está regulada.

En tercer lugar, define el plazo al que pagarás, si bien, tener varios meses para liquidar el adeudo te ayudará a tener soltura financiera, en ocasiones representa mayor pago de intereses.

En cuarto lugar, utiliza el dinero al que estas accediendo para pagar la deuda. Muchas veces se tienen diversos compromisos financieros y podría existir la tentación de tomar una parte del nuevo préstamo para  saldarlos; sin embargo, esta acción tendrá repercusiones importantes.

Después de toda está evaluación, si ves que con un nuevo crédito no te ahorrarás mucho en pago de interés, no tiene sentido llevar a cabo el proceso, explicó Rubén Chávez, director de la fintech Yotepresto.

Pedir un préstamo para pagar otro puede ayudarte a salvar una mancha en tu historial crediticio, pero los nuevos intereses generados por el nuevo crédito muy probablemente no sean muy rentables y debes asegurarte bien antes de hacerlo.

Tal vez te interesa: Tarjetas de Crédito: Tips para usarlas adecuadamente

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS