Una de las formas más económicas para adquirir una vivienda y construir un patrimonio son los remates hipotecarios, pero no todos son procesos fáciles para hacerse de una propiedad Una de las formas más económicas para adquirir una vivienda y construir un patrimonio son los remates hipotecarios, pero no todos son procesos fáciles para hacerse de una propiedad

¿Buscas una casa barata?, tal vez un remate o una casa adjudicada pueden ser tu opción

Algunas opciones son remates hipotecarios y otros que suelen confundirse son las casas adjudicadas, por lo que es importante que antes de tomar una decisión conozcas las diferencias

MÉXICO.- Una de las formas más económicas para adquirir una vivienda y construir un patrimonio son los remates hipotecarios, pero no todos son procesos fáciles para hacerse de una propiedad.

Algunas opciones son remates hipotecarios y otros que suelen confundirse son las casas adjudicadas, por lo que es importante que antes de tomar una decisión conozcas las diferencias.

¿Qué es un remate hipotecario?

Cuando una persona deja de pagar un crédito hipotecario, la institución hipotecaria puede, por ley, reclamar la propiedad y ponerla bajo un proceso de remate, con el cual recuperará el restante del crédito otorgado.

En este remate se le conceden los derechos de la hipoteca a un tercero, quien deberá seguir un procedimiento legal para convertirse en el nuevo propietario.

En un remate hipotecario tienes la oportunidad de adquirir una vivienda por un precio menor de hasta el 60% de su valor real y conservar e incluso aumentar su plusvalía una vez que se haya liberado la deuda.

¿Cómo participar en un remate hipotecario?

Las propiedades que entran en un conflicto legal se ponen a disposición de un juzgado que procederá a venderlas mediante una subasta pública.

Para participar, los interesados deben hacer un depósito en Bansefi del 10% del valor publicado y realizar una oferta de manera privada. El nuevo propietario será quien oferte la mayor cantidad y deberá pagar el monto completo en los siguientes 5 días hábiles al cierre de la subasta.

Algo importante que se debe considerar, es que en este proceso también se deberán cubrir los gastos del litigio, así como los abogados y notarios que participen, sin olvidar las deudas pendientes de servicios. 

Un juicio tarda desde 8 meses, hasta más de 2 años, pero al finalizar, la vivienda es entregada al nuevo propietario libre de todo problema legal.

¿Qué es una propiedad adjudicada?

Una propiedad adjudicada es la que ya ha sido liberada de todo juicio, facilitando su compra y posesión. Mayormente son las instituciones hipotecarias, despachos jurídicos o empresas especializadas las que inician todo acto legal para obtener los derechos, y posteriormente, ponen el inmueble a la venta a un precio accesible.

A diferencia de los remates por subasta judicial, es posible solventar el pago de una propiedad adjudicada con ayuda de un crédito hipotecario.

¿Cómo se obtiene una propiedad adjudicada?

Para adquirir una propiedad adjudicada, debe tenerse un acercamiento con la institución bancaria que la tiene, quienes son los únicos que cuentan con un catálogo de propiedades a precios muy bajos, con los requerimientos tradicionales para la adquisición.

Antes de adquirir una vivienda, lo mejor es verificar el estatus actual de la propiedad, pues algunas pueden continuar en el acto de liberación, por lo que su posesión llevará más tiempo.

Con información de Vivanuncios.
 

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS