La idea de fondo es que mediante un sistema de transferencias programadas todos nuestros ahorros vayan poco a poco fraguándose por nosotros sin que tengamos que estar encima. La idea de fondo es que mediante un sistema de transferencias programadas todos nuestros ahorros vayan poco a poco fraguándose por nosotros sin que tengamos que estar encima.

Así es el método de ahorro de las 5 cuentas

Una experta en finanzas personales recomienda contar con cinco cuentas separadas para distintos propósitos.

MÉXICO.- Crea un presupuesto de gasto y cíñete a él. Ese suele ser el consejo número uno a la hora de ordenar las finanzas personales de una persona o un hogar casi siempre. Pero no siempre es fácil cumplirlo.

La experta financiera Sahirenys Pierce creó el 'Método High-5' como una forma fácil de gestionar las finanzas personales de forma ordenada, gracias a tener varias cuentas bancarias, cada una destinada a un propósito.

Cómo funciona el método High-5

Haciendo honor a su nombre, el método High-5 implica tener lo que Pierce llama el "número perfecto de cuentas bancarias": dos cuentas corrientes y tres cuentas de ahorro.

El objetivo es hacer un seguimiento de las áreas presupuestarias individuales en las cuentas en lugar de en una hoja de cálculo, al tiempo que se establece de forma automática transferencias de dinero a cada cuenta separada a comienzos de mes.

Cuando enseñamos a los niños a contar, empezamos con lo básico de contar con los dedos del uno al cinco, y luego pasamos al seis al diez", dice Pierce. "Quería que fuera así de fácil recordar cuántas cuentas bancarias se necesitan: basta con mirar la mano".

Cuenta corriente para gastos básicos o comunes

Esto es para los gastos obligatorios, que suelen ocupar un gran porcentaje de los ingresos. Tales como el alquiler, hipoteca, impuestos, deudas y préstamos, facturas de suministros y por supuesto comida, pero solo la compra del supermercado, no comer fuera...

Cuenta corriente de gasto en salidas y vida fuera de casa

Esta es para todos los planes o deseos. Ahí entran desde salir a cenar a la peluquería, gastos en ropa, ir al cine...

La idea es hacer una transferencia y que cuando se agote el dinero toque a su fin.

Cuenta de ahorro para el fondo de emergencia

Esta red de seguridad financiera se reserva para posibles percances futuros y gastos inesperados. La mayoría de los expertos recomiendan mantener al menos entre tres y seis meses de gastos ahorrados por si nos quedamos en paro o tenemos cualquier problema.

También entrar aquí gastos realmente extraordinarios, como una reparación del coche que se sale de lo habitual o arreglos en casa.

Cuenta de ahorros para objetivos a largo plazo

El nombre lo indica. Ahorrar dinero durante un año o más para unas vacaciones o un proyecto importante, como un coche nuevo, el pago inicial de una casa...

Y una última cuenta para objetivos a corto plazo

La quinta y última cuenta es para los objetivos a corto plazo que quiera alcanzar en los próximos uno a 12 meses. Un móvil nuevo, ahorros para un regalo especial, conciertos...

La idea de fondo es que mediante un sistema de transferencias programadas todos nuestros ahorros vayan poco a poco fraguándose por nosotros sin que tengamos que estar encima.

Fuente: Eleconomista

Tal vez te interesa: Morena propone jornada laboral de 7 horas

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS